Sociedad Suscriptores
Con el sociólogo Gabriel Gatti, sobre víctimas, desaparecidos y derechos humanos.

“El pensamiento –incluso el de izquierda– se ha convertido en algo muy castrante y lleno de obligaciones”

En un mundo regido moralmente por la razón humanitaria, la figura de la víctima ha venido a borrar el lustre de la vieja idea de ciudadano, encarnando a un nuevo sujeto político que padece y solloza. En ese contexto, la imagen del desaparecido ya no es lo que era: quiere representar ahora a las masas que han quedado fuera y parecen habitar un territorio alejado de lo que siempre entendimos por “sociedad”. Sobre estos asuntos incómodos, Brecha conversó con Gabriel Gatti, sociólogo uruguayo residente en el País Vasco.

Foto: Lucía Melgarejo

—En tu trabajo es notable un esfuerzo u
obsesión en la búsqueda de las palabras justas para nombrar las realidades
extraordinarias. En este sentido, ¿cuál es el contexto del trabajo con la
figura de la víctima, dada la constatación de que el viejo ciudadano se
desmorona?

—Tiene que ver con encontrar
las palabras justas para aquellas cosas que se escapan de la órbita del trabajo
sociológico más asentado. Si la sociología, desde que se fundó, ha sabido dar
forma al vocabulario acertado para entender el orden tal cual se constituye en
el siglo XIX, siempre le resultó problemática la franja de lo de fuera. Y
mientras esa franja era chiquita, no pasaba gran cosa. Pero a partir del
momento en el que se empieza a ensanchar, ya es un problema general. Y ahí, mi
inquietud, como la de toda la di...

Artículo para suscriptores

Hacé posible el periodismo en el que confiás.
Suscribiéndote a Brecha estás apoyando a un medio cooperativo,
independiente y con compromiso social

Para continuar leyendo este artículo tenés que ser suscriptor de Brecha.

Suscribite ahora

¿Ya sos suscriptor? Logueate

Artículos relacionados