Cultura Suscriptores

El placer del cuento

“El gran hotel Budapest” Una comedia con momentos de thriller, de película de iniciación, de amistad, amor y guerra, de aventuras y de evocación histórica. Y por si fuera poco, un oxímoron: una comedia melancólica. Todo puede parecer muy raro, pero se aclara un poco cuando se sabe que el director es Wes Anderson, ese cineasta inclasificable (el de Los excéntricos Tenembaum y Rushmore, pero también de las menos afortunadas Moonrise Kingdom y Viaje a Darjeeling), que a la altura de éste su octavo largometraje regresa en toda su forma, y mejor. El centro lo ocupa la historia del conserje Gustave (Ralph Fiennes) del hotel Budapest, ubicado en un país ficticio del centro de Europa. Tan peculiar como ese barroco enclave de lujo, Gustave lo dirige con mano firme y refinada, mientras conforta ínt...

Artículo para suscriptores

Hacé posible el periodismo en el que confiás.
Suscribiéndote a Brecha estás apoyando a un medio cooperativo,
independiente y con compromiso social

Para continuar leyendo este artículo tenés que ser suscriptor de Brecha.

Suscribite ahora

¿Ya sos suscriptor? Logueate

Artículos relacionados

Sociedad Suscriptores
Señales de una política agropecuaria regresiva.

La esquila

Sociedad Suscriptores
El nuevo directorio de Colonización y su representación

¿En nombre de quién?

Sociedad Suscriptores
Decenas de miles de trabajadores perderán su trabajo al finalizar el año

Te llevan

Sociedad Suscriptores
¿La línea fina entre el policía penitenciario y el operador?

Al filo de la navaja

Sociedad Suscriptores
Conversaciones en la Facultad de Psicología

Pandemia, psiquis y después