Cultura Suscriptores

El que habla no existe

En 2011, el Formentor fue resucitado y, adaptándose a su adultez, premia “una” trayectoria literaria. El primero en tenerlo fue Carlos Fuentes y el último Vila-Matas. Ahora se lo acaban de dar a Ricardo Piglia.

El premio Formentor fue famoso entre los años 1961 y 1967, cuando lo auspiciaba una pujante editorial Seix Barral. Entonces era un premio a las obras, que distinguió entre otras a Trilogy, de Beckett, y a Cosmos, de Gombrowicz, en su modalidad internacional y a El gran viaje, de Semprún, en la premiación española. Entonces Europa terminaba en los Pirineos y desde la más cosmopolita Barcelona se tendían puentes al mundo sin olvidar la comarca. El premio se entregaba en el hotel Formentor, de Mallorca. En 2011, a sus 50, el Formentor fue resucitado y, adaptándose a su adultez, premia “una” trayectoria literaria. El primero en tenerlo fue Carlos Fuentes y el último Vila-Matas. Ahora se lo acaban de dar a Ricardo Piglia. Hace un tiempo que se sabe que Piglia está embromado de salud (es mejor d...

Artículo para suscriptores

Hacé posible el periodismo en el que confiás.
Suscribiéndote a Brecha estás apoyando a un medio cooperativo,
independiente y con compromiso social

Para continuar leyendo este artículo tenés que ser suscriptor de Brecha.

Suscribite ahora

¿Ya sos suscriptor? Logueate

Artículos relacionados

Mundo Suscriptores
Venezuela: debacle petrolera y elecciones parlamentarias

Un cóctel imprevisible

Mundo Suscriptores
El arresto de Álvaro Uribe

La mala hora del parapresidente

Mundo Suscriptores
Deuda externa y crisis climática en la pospandemia

¿Quién paga el pato?

Mundo Suscriptores
El acuerdo de Argentina con los acreedores internacionales

Gol en la hora

Cultura Suscriptores
Los amores queer de Virginia y Emily

El mundo mira fijamente