El racismo existe y se perpetúa - Semanario Brecha
Destacados Suscriptores
Angela Davis en Uruguay.

El racismo existe y se perpetúa

La visita de la académica mostró la inmensa complejidad de una problemática transversal, que interpela a la sociedad uruguaya desde su mismo nacimiento. Su presencia logró conmover a la comunidad, evidenciando la necesidad social de dar ciertas discusiones fundamentales para la amplitud y profundización de la democracia.

Angela Davis en el teatro Solís / Foto: Lucía Melgarejo

Desde estas
páginas, el primer procedimiento obligado para pensar
la visita de Angela Davis es evidenciar que soy yo, una periodista blanca de
clase media, quien escribe estas líneas. Es que, en cada una de las instancias
en que la famosa activista se encontró con el público, quienes allí estábamos
fuimos interpelados por una sensibilización constante en torno de un tema tan
básico como invisibilizado en la historia de nuestro país: el racismo. La
complejidad latente en esta problemática no fue sólo contenido discursivo, sino
que se puso en juego en la manera en que los cuerpos habitaron los lugares
elegidos, en el tipo de tensiones generadas, en la silenciosa conciencia
colectiva de saber que había gente que debería haber estado allí escuchando,
pero ni siquiera tuvo acceso a enterarse d...

Artículo para suscriptores

Hacé posible el periodismo en el que confiás.
Suscribiéndote a Brecha estás apoyando a un medio cooperativo, independiente y con compromiso social

Para continuar leyendo este artículo tenés que ser suscriptor de Brecha.

Suscribite ahora

¿Ya sos suscriptor? Logueate

Artículos relacionados

La exfiscal Gabriela Fossati, Laura Raffo y un «feminismo sano»

Palabras, palabras

Edición 1984 Suscriptores
Informe: ¿Cuál fue el costo de la pandemia para las mujeres?

Detrás de un laboratorio patriarcal

Edición 1984 Suscriptores
Con la feminista catalana Esther Vivas, autora de Mamá desobediente

«La maternidad nos implica a todos, seamos o no madres»