El Reino Unido, más desunido que nunca - Brecha digital
Edición 1538 Suscriptores

El Reino Unido, más desunido que nunca

Mientras un sonriente David Cameron reivindicaba su estrategia política que le permitirá gobernar sin hacer alianzas, los dos grandes derrotados, el laborista Ed Miliband y el liberal-demócrata Nick Clegg, renunciaron al liderazgo de sus partidos. En Escocia arrasaron los independentistas.

La extraordinaria victoria de los conservadores, el aluvión de votos a favor de los nacionalistas escoceses del Snp, el pobre de-sempeño de los laboristas de Ed Miliband y el paupérrimo de los liberal-demócratas desafiaron las predicciones de todas las encuestas y dejaron un reguero de cadáveres políticos de grueso calibre.

Radiante con una victoria tan contundente como inesperada, pero consciente de las profundas divisiones del país, el primer ministro David Cameron prometió en su discurso a las puertas de 10 Downing Street volver a unir el Reino Unido. “Como gobierno con mayoría propia podremos cumplir con las promesas de nuestro programa (...). Vamos a gobernar para todo el Reino Unido. Queremos que todos tengan una oportunidad. Y por supuesto tenemos que armonizar la relación entre ...

Artículo para suscriptores

Hacé posible el periodismo en el que confiás.
Suscribiéndote a Brecha estás apoyando a un medio cooperativo,
independiente y con compromiso social

Para continuar leyendo este artículo tenés que ser suscriptor de Brecha.

Suscribite ahora

¿Ya sos suscriptor? Logueate

Artículos relacionados

Mundo Suscriptores
La oposición que espera al gobierno de Gustavo Petro

La aprensión de las élites

Política Suscriptores
Consejo de Medicina votó compensaciones a asesores de Villar

Como de costumbre

Política Suscriptores
La incierta deriva de Villa Española tras la intervención del gobierno paraliza el fútbol uruguayo

Mucho palo pa’ que aprenda

Edición 1910 Suscriptores
Las predicciones climáticas en el contexto del cambio climático

El radio de la variabilidad climática

Sociedad Suscriptores
Las barreras para el acceso a la atención en el sistema de salud

La eterna espera