El silencio del río – Brecha digital
Edición 1414 Suscriptores

El silencio del río

“no quiero cansarte pero fuiste niño alguna vez con las piernas débiles saltando y las rodillasrotas o más bienrasgadas y teníasel perfume de la niñez que perdistelas manos pequeñas y suaves y la voz agudahubo un desprendimiento y estas son las fotos donde habita todo eso / miralas. ¿te ves?” Nicolás Alberte, “Escritos a la luz de las cosas que no se ven”. Pude olvidar el rostro del ahogado. Me llevó tiempo, noches de fiebre, de temblores, el grito que traía a mi madre de los pelos, trepando la escalera para que volviera a dormirme sólo si su mano estaba entre las mías. Pero pude olvidar su rostro. El cuerpo retorcido, el blanco de la carne y cierta claridad en cada cosa que sólo he vuelto a ver las madrugadas evocando sueños frescos, me vienen acompañando desde entonces. En el camino de ...

Artículo para suscriptores

Hacé posible el periodismo en el que confiás.
Suscribiéndote a Brecha estás apoyando a un medio cooperativo,
independiente y con compromiso social

Para continuar leyendo este artículo tenés que ser suscriptor de Brecha.

Suscribite ahora

¿Ya sos suscriptor? Logueate

Artículos relacionados

Edición 1922 Suscriptores
La guerra se intensifica en Europa

Conductores suicidas

Edición 1922 Suscriptores
El avance electoral de la ultraderecha sueca

Hasta la victoria siempre

Edición 1922 Suscriptores
En vísperas de la elección italiana

Cielo negro sobre Roma

Cultura Suscriptores
Alejandro Dolina, rioplatense

Buenas noches, duerman bien