Edición 1487 Suscriptores

El sueño del pibe

“Casi un gigoló” Pibe narizón, veterano, con aire melancólico, del que uno sabe poco qué puede estar pensando o sintiendo. John Turturro escribe, actúa y dirige esta película1 en la que cuenta con Woody Allen como partenaire, y nada menos que como una especie de cafisho que lo convence de ligarse por dinero a féminas acaudaladas de las que Woody –acá un librero en ruinas llamado Murray Schwartz– tiene noticias gracias a su dermatóloga, la primera fémina en cuestión. Turturro, que en la ficción se llama Fioravante –y es además florista, lo que da el tono de cómo entiende el humor el libretista y director–, se aplica con delicadeza y buena gana a la tarea encomendada, que hay que suponer no le cuesta demasiado. Porque la primera clienta –la dermatóloga– resulta ser Sharon Stone, que a los c...

Artículo para suscriptores

Hacé posible el periodismo en el que confiás.
Suscribiéndote a Brecha estás apoyando a un medio cooperativo,
independiente y con compromiso social

Para continuar leyendo este artículo tenés que ser suscriptor de Brecha.

Suscribite ahora

¿Ya sos suscriptor? Logueate

Artículos relacionados

Sociedad Suscriptores
Señales de una política agropecuaria regresiva.

La esquila

Sociedad Suscriptores
El nuevo directorio de Colonización y su representación

¿En nombre de quién?

Sociedad Suscriptores
Decenas de miles de trabajadores perderán su trabajo al finalizar el año

Te llevan

Sociedad Suscriptores
¿La línea fina entre el policía penitenciario y el operador?

Al filo de la navaja

Sociedad Suscriptores
Conversaciones en la Facultad de Psicología

Pandemia, psiquis y después