El tío Julio María y el escribidor - Semanario Brecha
Edición 1436 Suscriptores

El tío Julio María y el escribidor

Formas, estilos y “pifies” en el lenguaje de los legisladores, según sus taquígrafosObservan cada gesto, traducen los tonos, registran las palabras en papel, reprimen la carcajada cuando escuchan algún “aquí se norma la viola”. Los taquígrafos son los testigos más fieles de la forma de hablar de nuestros legisladores. Recuerdan los grandes discursos de caudillos y doctores, aquellos apasionados o amantes de la retórica. Hoy reconocen un estilo campechano que se filtró en el Parlamento y que proviene tanto del presidente de la República como del almacenero del barrio. “Esperate —decía Barreiro—. No hables tan rápido, que el taquígrafo no va a poder seguirte. (…)   —¿Cómo? –preguntaba Armando–, ¿es un taquígrafo o es un grabador?  —Normalmente es un grabador, pero parece...

Artículo para suscriptores

Hacé posible el periodismo en el que confiás.
Suscribiéndote a Brecha estás apoyando a un medio cooperativo, independiente y con compromiso social

Para continuar leyendo este artículo tenés que ser suscriptor de Brecha.

Suscribite ahora

¿Ya sos suscriptor? Logueate

Artículos relacionados

Cultura Suscriptores
Nueva novela de Diego Recoba

Un patafísico en Nuevo París

Cultura Suscriptores
26.º Festival de Cine de Punta del Este

Latinoamérica palpitante

Edición 1997 Suscriptores
Uno de los principales desafíos de Bernardo Arévalo en Guatemala

La justicia secuestrada

Edición 1997 Suscriptores
Bolsonaro y su demostración de fuerza

Se sacó la foto