Cultura Suscriptores

El uruguayo de perfil alto

Carlos Páez Vilaró (1923-2014) Noventa años de vida son muchos cuando esa vida fue cultivada, desde sus inicios, en la intensidad. Casi nada hay que agregar –y menos por un lego– a lo mucho que se ha escrito y se ha dicho sobre la obra del hombre fallecido el último lunes, homenajeado como pocos artistas lo han sido en este país, al punto de que parte de su velatorio se desarrolló en el Palacio Legislativo, donde, entre las filas de los creadores, tan sólo a Mario Benedetti cupo honor semejante. La muerte, o mejor, las ceremonias de la muerte, hablan tanto del muerto como de las percepciones a su respecto, y respecto de sí misma, que en determinado momento hace una sociedad. Páez Vilaró, Carlos –no hay que olvidar a Jorge, mucho menos famoso y también artista–, seguramente no esté puntuado...

Artículo para suscriptores

Hacé posible el periodismo en el que confiás.
Suscribiéndote a Brecha estás apoyando a un medio cooperativo,
independiente y con compromiso social

Para continuar leyendo este artículo tenés que ser suscriptor de Brecha.

Suscribite ahora

¿Ya sos suscriptor? Logueate

Artículos relacionados

Sociedad Suscriptores
Señales de una política agropecuaria regresiva.

La esquila

Sociedad Suscriptores
El nuevo directorio de Colonización y su representación

¿En nombre de quién?

Sociedad Suscriptores
Decenas de miles de trabajadores perderán su trabajo al finalizar el año

Te llevan

Sociedad Suscriptores
¿La línea fina entre el policía penitenciario y el operador?

Al filo de la navaja

Sociedad Suscriptores
Conversaciones en la Facultad de Psicología

Pandemia, psiquis y después