El vacío en detalle - Semanario Brecha
Edición 1409 Suscriptores

El vacío en detalle

“Mi lucha” en noruego En la página 217 y dentro de un volumen que ostenta la bonita suma de 499 páginas, el lector se entera de lo que le comunica el editor a Karl Ove Knausgard, autor y narrador (sic), acerca de lo que es o será su obra, o mejor dicho, sobre el contenido del tomo segundo de esta saga de seis, cuya primera parte el paciente lector transita. Y lo que le comunica es más o menos la llave de toda narración: el narrador debe narrar algo. Se podría señalar que si bien Knausgard aburre, al menos es proféticamente sincero. El dato confirma cierta patología de enroscamiento ombliguista a la que se ha dado en incluir –malamente– en la llamada “autoficción”. A poco que el lector se informe y lea con un horizonte menos estrecho que el simple éxito económico presentado como “la nueva ...

Artículo para suscriptores

Hacé posible el periodismo en el que confiás.
Suscribiéndote a Brecha estás apoyando a un medio cooperativo, independiente y con compromiso social

Para continuar leyendo este artículo tenés que ser suscriptor de Brecha.

Suscribite ahora

¿Ya sos suscriptor? Logueate

Artículos relacionados

Edición 2003 Suscriptores
El cambio climático y el drenaje montevideano

Tricentenario desde la alcantarilla

Edición 2003 Suscriptores
La JUTEP postergó la discusión sobre declarar omiso a Sartori por segunda vez

El esquivo

Edición 2003 Suscriptores
La opaca trama empresarial detrás de una transacción inmobiliaria en la costa de Canelones

La cancha, el colegio y los caballeros

Edición 2003 Suscriptores
Los intentos sistemáticos para modificar la ley de violencia basada en género

Sin inocencia