Cultura Suscriptores

Ella intima

En dos años cumplirá 70, y tan cantante. Lo prueban su decena de discos, sus pinturas, un premio Morosoli a la trayectoria musical, el rol de bibliotecaria del Museo Nacional de Artes Visuales, la conducción del programa radial Algo que contar y el próximo recital que prepara, porque el intimismo urge, Verónica Sienra de la Bandera.

—Que te llames Verónica quizás sea noticia.

—Sólo mi padre me llamaba por mi nombre auténtico. Luego no he conocido a nadie que lo haga.

—La poesía comenzó a los 15, con un poemario de Delmira Agustini, regalo de tu madre; ¿tus otras vocaciones tienen fecha?

—La infancia fue la edad de los lápices de colores, crayolas y todo utensilio que sirviera para pintar en esta casa (estamos en su hogar de la calle Tabaré, donde nació y vive). Aquí era bien recibido todo niño que no tuviera amigos para dibujar.

—Que no tuviera con quién compartir ese placer.

—Claro, el dibujo fue la relación exclusiva que nos unió, de niños, con Arturo Castellá, un escultor que ojalá nos regale más obra. Él venía con sus hojas y lápices de colores, desplegábamos todo en la mesa, solemnes, dibujábamos h...

Artículo para suscriptores

Hacé posible el periodismo en el que confiás.
Suscribiéndote a Brecha estás apoyando a un medio cooperativo,
independiente y con compromiso social

Para continuar leyendo este artículo tenés que ser suscriptor de Brecha.

Suscribite ahora

¿Ya sos suscriptor? Logueate

Artículos relacionados

Mundo Suscriptores
Venezuela: debacle petrolera y elecciones parlamentarias

Un cóctel imprevisible

Mundo Suscriptores
El arresto de Álvaro Uribe

La mala hora del parapresidente

Mundo Suscriptores
Deuda externa y crisis climática en la pospandemia

¿Quién paga el pato?

Mundo Suscriptores
El acuerdo de Argentina con los acreedores internacionales

Gol en la hora

Cultura Suscriptores
Los amores queer de Virginia y Emily

El mundo mira fijamente