Elogio de la sencillez – Brecha digital

Elogio de la sencillez

Nada parece calculado en “Mesopotamia”, este sencillo, espontáneo y encantador disco de la rochense Florencia Núñez.

Mesopotamia

Las 12 canciones que componen Mesopotamia cuentan historias sencillas, bien tejidas, utilizando frases directas, donde apenas asoman ciertas metáforas levemente elaboradas. El total tiene la seducción de lo fácilmente accesible, de la transparencia conmovedoramente vertida sin pose alguna, donde la artista se muestra tal cual es, sin barroquismos verbales ni musicales. Florencia es una cantante veinteañera que muestra lo que hace –y en definitiva lo que es– con candor y espontaneidad.

Nacida en Rocha, se formó en canto y guitarra con Enrique Cabrera, en 2011 colgó en Internet sus primeras canciones, en 2012 se radicó en Montevideo, en 2013 realizó una presentación en Buenos Aires, y en julio de este 2014 lanzó su primer disco, editado en forma independiente en un sello de simpático nombre: La Nena Discos. Desde que llegó a la capital ha compartido escenarios con nombres de peso de la escena local, como Franny Glass y Estela Magnone, y pelea, como tantos otros nuevos cantautores, por un lugar en la consideración de quienes se interesan en la música popular uruguaya “de autor”.

Florencia canta sencillito, con una suerte de atractivo desgano seguramente estudiado, que le va como anillo al dedo a sus melodías sin demasiadas complicaciones y sus letras fácilmente accesibles, redondeando un producto de muy grata escucha.

Por momentos su voz recuerda a la de Samantha Navarro –aunque con menos agudos–, por momentos a Julieta Venegas –aunque con menos garra–, a veces tiene un algo de Ana Prada –aunque con menos facilidad melódica en la composición– y por momentos parece acercarse a Jorge Drexler –aunque con menos dominio de las estructuras melódico-armónicas y, por cierto, menos marketing.

De todas formas Mesopotamia es un disco que deja plantada una semilla de lo que en breve puede ser una más que interesante artista. Está acompañada por una banda básica integrada por Gustavo Souto en batería, Juan Chain en bajo, Brian Rojas en guitarra eléctrica y Santiago Miraglia en teclados y acordeón, encargándose la propia Florencia de guitarras acústicas y un montón de accesorios, además de coros. El disco cuenta con invitados de lujo, como Martín Buscaglia en “banjolele” y coros, Matías Fernández en chelo y Alejandra Genta en saxo barítono, entre otros.

Al adentrarnos en Mesopotamia nos seducen especialmente “Qué planes tienes para el sábado”, con su aire country, “Uff”, canción de ritmo swing con buena participación de Alejandra Genta en saxo barítono, la balada “Siesta”, que cuenta con el chelo de Matías Fernández, el simpático y descriptivo candombe “Cabo” y el tema rock “Oximorón”, posiblemente el mejor texto de todo el disco.

Florencia Núñez tiene mucho para dar y mucho para perfeccionar aún, pero a sus jóvenes años ya muestra talento, desparpajo y muchas, pero muchas ganas de hacer buenas cosas. Quedamos desde ya a la espera de sus nuevos trabajos, que seguramente llegarán en breve, y recomendamos su presentación en vivo de esta noche en la Feria Ideas+, con entrada libre, donde cantará en formato acústico acompañada de Brian Rojas en guitarra y coros.

1. Florencia Núñez. Mesopotamia. La Nena Discos, 2014.

Artículos relacionados