En busca de pleitos

Abuso policial en Malvín Norte.

Capturas de pantalla de un vecino que grabó mientras la policía disparaba balas de gomas en Malvín Norte/ Facebook Olla Popular Boix Merino

Los vecinos denunciaron el exceso de la fuerza policial ante la Institución Nacional de Derechos Humanos. Mientras tanto, esperan una reunión con el ministro Jorge Larrañaga para que no se repita la historia.

“¿Qué mirás, mugriento de mierda?”. Esa pregunta, formulada por un efectivo policial, fue lo que desató pedradas y balazos de goma el domingo pasado en Malvín Norte entre vecinos y la Policía. En el marco del operativo ordenado por el Ministerio del Interior, se detuvo a tres personas. Luego, la Fiscalía entendió que la Policía no presentó las suficientes pruebas para esas detenciones, por lo tanto, los sospechosos fueron liberados.

El referente barrial y coordinador de la olla popular de Boix y Merino, Javier Techera, indicó a Brecha que la Guardia Republicana “buscó un pleito” con el vecino, que luego fue golpeado con una cachiporra. “Siempre pasan y provocan”, aseguró. “Nosotros pedimos a los vecinos que no tiren piedras, porque algún día nosotros vamos a necesitar de ellos como ellos de nosotros. A las fuerzas policiales les pedimos que no lleguen las medidas a este grado, de tanta balacera y tanto pleito”, añadió.

Los atropellos policiales no son nuevos. “Lo que a nosotros nos molestó –explicó Techera– es que había niños y gente dando comida y empezaron a tirar tiros. La propia casa de mi abuela fue tiroteada por los milicos.” Además de cachiporras, la Guardia Republicana empleó escopetas calibre 12/70 milímetros con perdigones de goma. Una de esas balas lastimó en el ojo a un vecino.

El ministro Jorge Larrañaga defendió el accionar policial. “Recibimos pedreas y ataques, algunos dicen que son de vecinos, y nosotros decimos que no, son ataques de delincuentes. La inmensa mayoría de los vecinos son gente honesta y trabajadora. Los que apedrean a la autoridad y a la Policía son delincuentes”, afirmó en conferencia de prensa.

“Está bien lo que dijo”, valoró Techera, pero no se quedó ahí: “No nos metió a todos en la misma bolsa, pero, ¿sabes qué es lo que pasa? Ellos no viven lo que vivimos nosotros. No vienen y te preguntan ‘che, ¿precisan una mano para repartir una vianda?’. No nos ofrecen una papa, un boniato. No recibimos ayuda del Estado ni de la Intendencia, ni de ningún lado. Es todo a pulmón, todo salió de nosotros. Ellos no vienen a colaborar con nada”, sentenció.

La ausencia del Estado es notoria en el barrio, aseguró a Brecha el concejal frenteamplista Eduardo Correa. “Es un barrio con vulnerabilidad extrema. No alcanza con dar viviendas, sino que falta acompañamiento”, comentó aludiendo a que allí se reúnen familias realojadas de los asentamientos de Boix y Merino, y Candelaria. “Lo del fin de semana fue el efecto de una situación de violencia que la gente la tiene naturalizada cuando se trata de pobres. Se te arma un quilombo de estos con gente de clase media alta y no hay una represión de este tipo”, observó.

El referente barrial coincidió con el concejal. “Hay mucha, mucha ausencia del Estado. La Intendencia sólo dio un kit de limpieza, y del gobierno no hemos recibido nada. Hemos enviado cartas a todos lados y no hemos recibido respuesta”, manifestó.

Por otra parte, Correa cuestionó al alcalde del Municipio E, el nacionalista Agustín Lescano, por no estar presente en el barrio. El concejal entiende que el alcalde puede mediar en esos operativos para que no haya represión de este tipo. “El alcalde debe estar en la olla [popular de Boix y Merino] para, en caso de que vuelva ocurrir, mediar con la Policía, pero nunca ha estado ahí en el barrio”, polemizó.

Este jueves los vecinos se reunieron con los directores de la Institución Nacional de Derechos Humanos para explicar su versión de los hechos y presentar una denuncia. Techera dijo que también se les pidió una entrevista a las autoridades del ministerio, porque “esto no puede seguir pasando”. La respuesta aún está en espera.

Artículos relacionados

Crece la violencia policial en Argentina

Rodando cine de terror

Mundo Suscriptores
La imparable violencia policial brasileña

Sin máscara

Sociedad Suscriptores
Qué pasó en Malvín Norte.

Infelices pascuas