Cultura Suscriptores

Entre lobos

El archipiélago de conflictos que protagoniza en estos momentos el islamismo armado hace que las guerras de los Balcanes se hundan en una nebulosa. Exactamente lo que necesita el cine para comenzar a abordarlas con seriedad.

Escena del film LA GUERRA DE MANUELA

En ese sentido, la serbocroata Niño de nadie (No one’s child), de Vuk Rsumovi, puede situarse como una de las mejores películas sobre la guerra de Bosnia. Apenas en los 15 minutos finales se ocupa de esos enfrentamientos entre serbios, bosnio-musulmanes y croatas en los años noventa, pero todo el filme es un ensayo sobre ese largo otoño de la desintegración. La anécdota da para la metáfora: un niño criado por los lobos es encontrado en los bosques cercanos a Travnik; no sabe hablar ni pararse ni comer como persona. Hay un progresivo “trabajo de aculturación” por parte de los servicios sociales yugoslavos –con tropiezos y dificultades– que llega a su cierre triunfal cuando el niño hace su juramento de pionero. Entonces estalla la guerra. No puede contarse más nada ya que el lector debe verl...

Artículo para suscriptores

Hacé posible el periodismo en el que confiás.
Suscribiéndote a Brecha estás apoyando a un medio cooperativo,
independiente y con compromiso social

Para continuar leyendo este artículo tenés que ser suscriptor de Brecha.

Suscribite ahora

¿Ya sos suscriptor? Logueate

Artículos relacionados

Mundo Suscriptores
Venezuela: debacle petrolera y elecciones parlamentarias

Un cóctel imprevisible

Mundo Suscriptores
El arresto de Álvaro Uribe

La mala hora del parapresidente

Mundo Suscriptores
Deuda externa y crisis climática en la pospandemia

¿Quién paga el pato?

Mundo Suscriptores
El acuerdo de Argentina con los acreedores internacionales

Gol en la hora

Cultura Suscriptores
Los amores queer de Virginia y Emily

El mundo mira fijamente