Error de cálculo – Brecha digital
Edición 1580 Suscriptores

Error de cálculo

Con 44 años recién cumplidos, el candidato socialista, Pedro Sánchez, ve cómo se esfuman sus posibilidades de convertirse en presidente de España. Su arriesgada apuesta de firmar primero un acuerdo con la derecha para luego tratar de sumar a la izquierda ha fracasado. Empieza la cuenta atrás para unas nuevas elecciones.

Pedro Sánchez, lejos de acceder a La Moncloa / Foto: Afp, Pierre Philippe Marcou

Lo que podría haber sido una gran semana acabará en un gran fracaso. Así podría resumirse el momento actual de Pedro Sánchez, candidato a la presidencia de España por el Psoe, quien a medida que pasan los días ve cada vez más lejos sus posibilidades de acceder al Palacio de La Moncloa. Su fracaso es el fracaso de su partido, dividido entre aquellos que buscaban un giro a la izquierda y los que preferían un acuerdo con la derecha. Para desgracia de Sánchez, ganaron estos últimos.

El líder socialista comenzaba la semana con más llamadas de lo habitual: el lunes fue su cumpleaños número 44. Sin embargo, esta vez no tuvo mucho tiempo para celebrarlo. Al día siguiente comenzaba el debate de investidura en el Congreso, y nada indicaba que fuese a contar con los votos necesarios para cumplir s...

Artículo para suscriptores

Hacé posible el periodismo en el que confiás.
Suscribiéndote a Brecha estás apoyando a un medio cooperativo,
independiente y con compromiso social

Para continuar leyendo este artículo tenés que ser suscriptor de Brecha.

Suscribite ahora

¿Ya sos suscriptor? Logueate

Artículos relacionados

Edición 1923 Suscriptores
Con el historiador italiano Mimmo Franzinelli

La definitiva normalización del fascismo

Edición 1923 Suscriptores
Con Sônia Guajajara, candidata indígena a diputada federal por San Pablo

«No queremos más un Brasil sin nosotros»

Edición 1923 Suscriptores
Elecciones brasileñas

El enigma del después

Cultura Suscriptores
Nuevo biopic sobre Marilyn Monroe en Netflix

Estado de misterio

Cultura Suscriptores
Un juego de rol feminista ha llegado a Uruguay

¿Dónde estás, Alice?