Esta mujer - Semanario Brecha
Edición 1449 Suscriptores

Esta mujer

Luisa Cuesta, honor y causa —¿Soy peligrosa, teniente?—Más de lo que usted supone. (Luisa Cuesta a un teniente, Batallón de Infantería Nº 5 de Mercedes, 28 de junio de 1973.) Doce de abril del año 2000. Miércoles. Nueve y media de la mañana. Luisa Cuesta, Luz Ibarburu, Javier Miranda y Sara Méndez llegan puntuales al Edificio Libertad. Suben las escaleras de mármol negro y se dirigen al séptimo piso, donde los espera el presidente. Y es noticia: los espera el presidente. Por primera vez en quince años los espera un presidente. Un mes y nueve días antes Jorge Batlle había asumido en medio de algunas señales impensables tiempo atrás. Había hablado de “sellar la paz”, y a su paso por la Avenida del Libertador, entre blandengues a caballo y militantes a pie, se hizo un tiempo para saludar a lo...

Artículo para suscriptores

Hacé posible el periodismo en el que confiás.
Suscribiéndote a Brecha estás apoyando a un medio cooperativo, independiente y con compromiso social

Para continuar leyendo este artículo tenés que ser suscriptor de Brecha.

Suscribite ahora

¿Ya sos suscriptor? Logueate

Artículos relacionados

Edición 2003 Suscriptores
El cambio climático y el drenaje montevideano

Tricentenario desde la alcantarilla

Edición 2003 Suscriptores
La JUTEP postergó la discusión sobre declarar omiso a Sartori por segunda vez

El esquivo

Edición 2003 Suscriptores
La opaca trama empresarial detrás de una transacción inmobiliaria en la costa de Canelones

La cancha, el colegio y los caballeros

Edición 2003 Suscriptores
Los intentos sistemáticos para modificar la ley de violencia basada en género

Sin inocencia