“El Estado no puede querer privar de libertad a sus niños y adolescentes” - Semanario Brecha
Edición 1606 Suscriptores

“El Estado no puede querer privar de libertad a sus niños y adolescentes”

Costa Rica aplica como regla que las penas no limiten la libertad de los adolescentes en conflicto con la ley, lo que redunda en casi 100 por ciento de no reincidencia. Pero para lograrlo hay que invertir, advierte a Brecha la fiscal juvenil Mayra Campos de Zúñiga a su paso por Montevideo.

Mayra Campos Zúñiga / Foto: Fernando Pena

Hace 20 años Costa Rica aprobaba la ley 7.576 de justicia penal juvenil y comenzaba a crear un engranaje judicial especializado que permitió, en junio de 2016, que 77 por ciento de los adolescentes que cometieran una infracción fueran penados con sanciones alternativas al encierro, y sólo 23 por ciento tenga penas que los priven de su libertad. El porcentaje en Uruguay es a la inversa (véase página 7).

Similar a nuestro país en tamaño y densidad demográfica, mientras que en Costa Rica hay 1,1 millones de personas menores de 19 años, en Uruguay hay 886.376 jóvenes de 12 a 29 años, que representan el 27 por ciento del total de la población.1

¿Por qué el modelo del país centroamericano es referencia para la región? Por los bajos índices de reincidencia juvenil, y porque sólo 0,1 por cie...

Artículo para suscriptores

Hacé posible el periodismo en el que confiás.
Suscribiéndote a Brecha estás apoyando a un medio cooperativo, independiente y con compromiso social

Para continuar leyendo este artículo tenés que ser suscriptor de Brecha.

Suscribite ahora

¿Ya sos suscriptor? Logueate

Artículos relacionados

1996 Suscriptores
El cierre de colegios y la respuesta oficial

El ansiolítico

1996 Suscriptores
Obras en la embajada de Estados Unidos

La ocupación

1996 Suscriptores
La discusión por el interior y las precandidaturas del Frente Amplio

Primera zancadilla

1996 Suscriptores
La fiscalía desestimó la denuncia penal del gobierno por la construcción del Antel Arena

No hubo delitos

1996 Suscriptores
Dudas y expectativas sobre el anuncio de una nueva –y privada– aerolínea de bandera

Enramada