Sociedad Suscriptores

Evitar el chamanismo cannábico

El desarrollo del cannabis terapéutico ha sido más lento de lo esperado. Los impulsores aseguran que, si bien no cura, es un muy buen tratamiento para algunas enfermedades severas, quieren facilitar el acceso y responsabilizan al Ministerio de Salud por las demoras para que esto ocurra. A los laboratorios consultados por el ministerio no les interesa “por ahora” en su plan de negocios, no lo ven rentable, y en la propia academia no le dan más que un “lugarcito en el arsenal terapéutico disponible”.

Foto: Marihuana. O.Bonilla

“¿Cómo es la cosa, aprueban todo lo recreativo de la marihuana y lo medicinal no? ¿Por qué?”, se preguntan muchos pacientes que llegan al consultorio de la doctora Julia Galzerano, referente en Uruguay en la utilización de terapias con base en el cannabis medicinal. La respuesta no parece sencilla. O mejor dicho, este aparente contrasentido –ya que la ley 19.172, referida a regular la producción, distribución y venta del cannabis, se argumentó básicamente en razones de salud pública– encierra varias complejidades y algunas tensiones entre los actores involucrados.

Por un lado los impulsores de este tipo de terapia alternativa señalan que las constantes trabas del Ministerio de Salud (MS) y la lentitud en los procesos de autorizaciones, tanto para investigar como para producir, han desal...

Artículo para suscriptores

Hacé posible el periodismo en el que confiás.
Suscribiéndote a Brecha estás apoyando a un medio cooperativo,
independiente y con compromiso social

Para continuar leyendo este artículo tenés que ser suscriptor de Brecha.

Suscribite ahora

¿Ya sos suscriptor? Logueate

Artículos relacionados

Mundo Suscriptores
Venezuela: debacle petrolera y elecciones parlamentarias

Un cóctel imprevisible

Mundo Suscriptores
El arresto de Álvaro Uribe

La mala hora del parapresidente

Mundo Suscriptores
Deuda externa y crisis climática en la pospandemia

¿Quién paga el pato?

Mundo Suscriptores
El acuerdo de Argentina con los acreedores internacionales

Gol en la hora

Cultura Suscriptores
Los amores queer de Virginia y Emily

El mundo mira fijamente