Extraño para uno mismo - Semanario Brecha
Cultura Suscriptores

Extraño para uno mismo

Richard Ford, frontera y autoficción Canadá, la flamante novela de Richard Ford, comienza con un propósito contundente y revelador: “Primero contaré lo del atraco que cometieron nuestros padres. Y luego lo de los asesinatos, que vinieron después. El atraco es la parte más importante, ya que nos puso a mi hermana y a mí en las sendas que acabarían tomando nuestras vidas. Nada tendría sentido si no se contase esto antes que nada”. De esta forma Canadá desarrolla un modelo de narración que descubre la trama en la primera página. Acto seguido, y durante el resto de la novela, avanza, retrocede, vira en redondo, alarga las frases para volver a valorarlo todo y entregar al lector, con melancolía y tristeza, una versión renovada y más íntima de la misma historia, aproximándose lenta y progresiva...

Artículo para suscriptores

Hacé posible el periodismo en el que confiás.
Suscribiéndote a Brecha estás apoyando a un medio cooperativo, independiente y con compromiso social

Para continuar leyendo este artículo tenés que ser suscriptor de Brecha.

Suscribite ahora

¿Ya sos suscriptor? Logueate

Artículos relacionados

Críticas Suscriptores
CINE. Camino al oscar: Vidas pasadas

Con sabor a clásico

Cultura Suscriptores
Novela de Olga Tokarczuk

En el final de la literatura

Cultura Suscriptores
A 39 años de We Are the World

El feat más grande del mundo

Cultura Suscriptores
Triunfo colosal

Nieve en los Goya

Mundo Suscriptores
Contra la ultraderecha

Oigo a un monstruo respirar