Game over - Brecha digital
Edición 1499 Suscriptores

Game over

El basurero Atari En los años ochenta uno se hacía amigo de personas a las que quizás nunca se hubiera acercado, sólo porque tenían un Atari. Aquellos que sólo teníamos la posibilidad de tener un rústico videogame (dos palitos y una pelotita: tenis; dos palitos, una pelotita y una raya larga: frontón; dos palitos y dos ángulos rectos: básquetbol) podíamos viajar quilómetros sólo para jugar al Space Invaders, Asteroids, Pole Position o al Pac Man. Era la gloria. ¡Juegos arcade ilimitados! ¡Gratis! Luego vinieron las computadoras. La Commodore 64, la tk-90X, y de vuelta a encontrar nuevos amigos. No sabíamos que no éramos los únicos que habíamos abandonado el Atari por aquellas rústicas computadoras (teclado, pantalla del televisor y casete), que tenían el atractivo extra de poder programar...

Artículo para suscriptores

Hacé posible el periodismo en el que confiás.
Suscribiéndote a Brecha estás apoyando a un medio cooperativo, independiente y con compromiso social

Para continuar leyendo este artículo tenés que ser suscriptor de Brecha.

Suscribite ahora

¿Ya sos suscriptor? Logueate

Artículos relacionados

Cultura Suscriptores
La obra de Alfredo Lucho Maurente (San Carlos, 1910-La Paloma, 1975)

Pescador de sueños

Cultura Suscriptores
Con Gustavo Rodríguez, Premio Alfaguara de Novela 2023

«Perú carga el ADN de haber sido fundado como una empresa»

Edición 1940 Suscriptores
El levantamiento peruano entra en su séptima semana

A pesar de las balas

Edición 1940 Suscriptores
El MI utiliza la reserva y el «silencio positivo» para no brindar información

Cultura hermética