Game over - Semanario Brecha
Edición 1499 Suscriptores

Game over

El basurero Atari En los años ochenta uno se hacía amigo de personas a las que quizás nunca se hubiera acercado, sólo porque tenían un Atari. Aquellos que sólo teníamos la posibilidad de tener un rústico videogame (dos palitos y una pelotita: tenis; dos palitos, una pelotita y una raya larga: frontón; dos palitos y dos ángulos rectos: básquetbol) podíamos viajar quilómetros sólo para jugar al Space Invaders, Asteroids, Pole Position o al Pac Man. Era la gloria. ¡Juegos arcade ilimitados! ¡Gratis! Luego vinieron las computadoras. La Commodore 64, la tk-90X, y de vuelta a encontrar nuevos amigos. No sabíamos que no éramos los únicos que habíamos abandonado el Atari por aquellas rústicas computadoras (teclado, pantalla del televisor y casete), que tenían el atractivo extra de poder programar...

Artículo para suscriptores

Hacé posible el periodismo en el que confiás.
Suscribiéndote a Brecha estás apoyando a un medio cooperativo, independiente y con compromiso social

Para continuar leyendo este artículo tenés que ser suscriptor de Brecha.

Suscribite ahora

¿Ya sos suscriptor? Logueate

Artículos relacionados

1996 Suscriptores
El cierre de colegios y la respuesta oficial

El ansiolítico

1996 Suscriptores
Obras en la embajada de Estados Unidos

La ocupación

1996 Suscriptores
La discusión por el interior y las precandidaturas del Frente Amplio

Primera zancadilla

1996 Suscriptores
La fiscalía desestimó la denuncia penal del gobierno por la construcción del Antel Arena

No hubo delitos

1996 Suscriptores
Dudas y expectativas sobre el anuncio de una nueva –y privada– aerolínea de bandera

Enramada