Genocidas de vuelta a casa - Semanario Brecha
Edición 1602 Suscriptores

Genocidas de vuelta a casa

Prisiones domiciliarias para condenados por delitos de lesa humanidad, autonomía para las fuerzas armadas y un resurgimiento de la derecha jurídica configuran el escenario que Mauricio Macri arma en un país con creciente conflictividad social.

La decisión de otorgarle la prisión domiciliaria al ex oficial Eduardo Cabanillas, uno de los jefes del centro clandestino de detención Automotores Orle­tti, condenado a prisión perpetua por crímenes de lesa humanidad, disparó el debate sobre la justicia y la flexibilidad para con los responsables del terrorismo de Estado. Cabanillas volvió a su casa a cumplir la condena en plena feria judicial de invierno gracias a la decisión de los jueces Juan Carlos Gemignani, Eduardo Riggi y Ángela Ledesma, ocasionalmente de turno en esos días.

Pero el caso no es único y tiene antecedentes. En los días previos a la decisión judicial, amigos y familiares de Cabanillas publicaron cartas en el diario La Nación solicitando se contemplara la situación de salud delicada del reo de 74 años condenado –adem...

Artículo para suscriptores

Hacé posible el periodismo en el que confiás.
Suscribiéndote a Brecha estás apoyando a un medio cooperativo, independiente y con compromiso social

Para continuar leyendo este artículo tenés que ser suscriptor de Brecha.

Suscribite ahora

¿Ya sos suscriptor? Logueate

Artículos relacionados

Edición 2003 Suscriptores
El cambio climático y el drenaje montevideano

Tricentenario desde la alcantarilla

Edición 2003 Suscriptores
La JUTEP postergó la discusión sobre declarar omiso a Sartori por segunda vez

El esquivo

Edición 2003 Suscriptores
La opaca trama empresarial detrás de una transacción inmobiliaria en la costa de Canelones

La cancha, el colegio y los caballeros

Edición 2003 Suscriptores
Los intentos sistemáticos para modificar la ley de violencia basada en género

Sin inocencia