Google lo sabe todo de ti – Brecha digital
Destacados Suscriptores

Google lo sabe todo de ti

Televisores, teléfonos, computadoras, tablets, drones: los nuevos dispositivos se han convertido en pequeños panópticos capaces de vigilarnos las 24 horas. Acopian la información de nuestras vidas, nuestros gustos, nuestros desplazamientos, en nombre de la seguridad o del más estricto y descarado comercio. Brecha presenta un extracto del nuevo libro de Ignacio Ramonet.

Google dibujo Cardozo.

En nuestra vida cotidiana dejamos constantemente rastros que entregan nuestra identidad, dejan ver nuestras relaciones, reconstruyen nuestros desplazamientos, identifican nuestras ideas, desvelan nuestros gustos, nuestras elecciones y nuestras pasiones; incluso las más secretas. A lo largo del planeta múltiples redes de control masivo no paran de vigilarnos. En todas partes, alguien nos observa a través de nuevas cerraduras digitales. El desarrollo de la Internet de las cosas (Internet of Things) y la proliferación de aparatos conectados1 multiplican la cantidad de chivatos de todo tipo que nos cercan. En Estados Unidos, por ejemplo, la empresa de electrónica Vizio, instalada en Irvine (California), principal fabricante de televisores inteligentes conectados a Internet, ha revelado recient...

Artículo para suscriptores

Hacé posible el periodismo en el que confiás.
Suscribiéndote a Brecha estás apoyando a un medio cooperativo,
independiente y con compromiso social

Para continuar leyendo este artículo tenés que ser suscriptor de Brecha.

Suscribite ahora

¿Ya sos suscriptor? Logueate

Artículos relacionados

Edición 1923 Suscriptores
Con el historiador italiano Mimmo Franzinelli

La definitiva normalización del fascismo

Edición 1923 Suscriptores
Con Sônia Guajajara, candidata indígena a diputada federal por San Pablo

«No queremos más un Brasil sin nosotros»

Edición 1923 Suscriptores
Elecciones brasileñas

El enigma del después

Cultura Suscriptores
Nuevo biopic sobre Marilyn Monroe en Netflix

Estado de misterio

Cultura Suscriptores
Un juego de rol feminista ha llegado a Uruguay

¿Dónde estás, Alice?