Humana comedia - Semanario Brecha
Cultura Suscriptores

Humana comedia

El azar quiso que Tomás de Mattos, el escritor de las monumentales novelas y los temas enormes, se despidiese con un libro de cuentos algo burlón y algo plebeyo, suelto, el mismo y otro.

Tomás de Mattos / Foto: Carlos Contrera, Cdf

“Me gusta el siglo XIX”, decía Tomás de Mattos. La frase entra en la categoría del cuestionario Proust y no es imposible que en alguna de las varias versiones que circulan del famoso cuestionario haya una pregunta que la justifica. El caso es que no parece sensato descartar este dato a la hora de pensar en el escritor que fue. Borges declaró más de una vez que hubiese elegido vivir en el siglo XVIII, y si es innegable que su literatura hace justicia a esa preferencia, la afinidad decimonónica de De Mattos también tiene algo que decirnos.

Tomás de Mattos fue proclive a escribir historias del XIX. Gran frecuentador del pasado uruguayo, rescató de su cantera argumentos para sus novelas. Escribió ¡Bernabé, Bernabé! sobre el exterminio charrúa, su libro fetiche y uno de sus mejores y, más ta...

Artículo para suscriptores

Hacé posible el periodismo en el que confiás.
Suscribiéndote a Brecha estás apoyando a un medio cooperativo, independiente y con compromiso social

Para continuar leyendo este artículo tenés que ser suscriptor de Brecha.

Suscribite ahora

¿Ya sos suscriptor? Logueate

Artículos relacionados

1996 Suscriptores
El cierre de colegios y la respuesta oficial

El ansiolítico

1996 Suscriptores
Obras en la embajada de Estados Unidos

La ocupación

1996 Suscriptores
La discusión por el interior y las precandidaturas del Frente Amplio

Primera zancadilla

1996 Suscriptores
La fiscalía desestimó la denuncia penal del gobierno por la construcción del Antel Arena

No hubo delitos

1996 Suscriptores
Dudas y expectativas sobre el anuncio de una nueva –y privada– aerolínea de bandera

Enramada