Cultura Suscriptores

Humana comedia

El azar quiso que Tomás de Mattos, el escritor de las monumentales novelas y los temas enormes, se despidiese con un libro de cuentos algo burlón y algo plebeyo, suelto, el mismo y otro.

Tomás de Mattos / Foto: Carlos Contrera, Cdf

“Me gusta el siglo XIX”, decía Tomás de Mattos. La frase entra en la categoría del cuestionario Proust y no es imposible que en alguna de las varias versiones que circulan del famoso cuestionario haya una pregunta que la justifica. El caso es que no parece sensato descartar este dato a la hora de pensar en el escritor que fue. Borges declaró más de una vez que hubiese elegido vivir en el siglo XVIII, y si es innegable que su literatura hace justicia a esa preferencia, la afinidad decimonónica de De Mattos también tiene algo que decirnos.

Tomás de Mattos fue proclive a escribir historias del XIX. Gran frecuentador del pasado uruguayo, rescató de su cantera argumentos para sus novelas. Escribió ¡Bernabé, Bernabé! sobre el exterminio charrúa, su libro fetiche y uno de sus mejores y, más ta...

Artículo para suscriptores

Hacé posible el periodismo en el que confiás.
Suscribiéndote a Brecha estás apoyando a un medio cooperativo,
independiente y con compromiso social

Para continuar leyendo este artículo tenés que ser suscriptor de Brecha.

Suscribite ahora

¿Ya sos suscriptor? Logueate

Artículos relacionados

Sociedad Suscriptores
Señales de una política agropecuaria regresiva.

La esquila

Sociedad Suscriptores
El nuevo directorio de Colonización y su representación

¿En nombre de quién?

Sociedad Suscriptores
Decenas de miles de trabajadores perderán su trabajo al finalizar el año

Te llevan

Sociedad Suscriptores
¿La línea fina entre el policía penitenciario y el operador?

Al filo de la navaja

Sociedad Suscriptores
Conversaciones en la Facultad de Psicología

Pandemia, psiquis y después