Mundo Suscriptores
Trump, la derecha paramilitar y los muertos en Kenosha

Jugando con fuego

Tres meses de manifestaciones pacíficas, disturbios callejeros y represión brutal han puesto a Estados Unidos en el ciclo en el que, para variar, la violencia engendra violencia. Pasadas las convenciones nacionales de los partidos políticos y coronados los dos candidatos, el electorado encara un tramo turbio hacia la elección de noviembre.

Manifestación en repudio al tiroteo policial del que fue víctima Jacob Blake en Kenosha, Wisconsin. Afp, Kerme Yucel

Desde que el afroamericano George Floyd se extinguió en Mi-nnesota bajo la rodilla de un policía blanco el 25 de mayo, las protestas en todo el país contra la brutalidad policial se enriquecieron con el hartazgo por la persistente discriminación racial. También ha añadido combustible la pandemia, con el contagio de más de 6 millones de personas y la muerte de más de 186 mil por covid-19.

Ninguno de estos tres problemas puede atribuirse, directamente, al gobierno del presidente Donald Trump. Los dos primeros son de larga data, y el tercero es, como dicen las aseguradoras, «un acto de Dios». Pero Trump, quien sigue a la zaga del candidato presidencial demócrata Joe Biden en las encuestas de alcance nacional, se las ha arreglado para mezclarse en la lid de forma tal que, cada vez más, aho...

Artículo para suscriptores

Hacé posible el periodismo en el que confiás.
Suscribiéndote a Brecha estás apoyando a un medio cooperativo,
independiente y con compromiso social

Para continuar leyendo este artículo tenés que ser suscriptor de Brecha.

Suscribite ahora

¿Ya sos suscriptor? Logueate

Artículos relacionados

Política Suscriptores
Final de campaña en Montevideo

La pelea es adentro

Política Suscriptores
Cuatro barriadas con los candidatos

Por las calles de Montevideo

Política Suscriptores
Avanza la investigación por espionaje militar en democracia

Resabios de aquellos tiempos

Sociedad Suscriptores
Cabildo Abierto busca coronarse en el noreste montevideano

Viento en el quepis