Julia también quiere jugar – Brecha digital

Julia también quiere jugar

Una iniciativa de Sesame Workshop –organización educativa estadounidense sin fines de lucro que ha creado, entre otras, la serie Plaza Sésamo– tiene por objeto reducir “el estigma de autismo” con la introducción de la primera muppet autista: Julia. Se trata de una campaña a través de la web dirigida a niños de entre 2 y 5 años y sus familias, e incluye una aplicación de descarga gratuita con videos y cuentos para facilitar las tareas de la vida diaria. También tiene material específico para organizaciones y cuidadores.

Los trastornos del espectro autista son un grupo de problemas producto de una condición neurológica y de desarrollo que comienzan en la niñez y duran toda la vida. Afectan el comportamiento de una persona, su interacción con otras, su comunicacion y su aprendizaje. Los niños autistas están cinco veces más expuestos a sufrir bullying, y uno de cada 68 lo es. “Eso es mucho bullying”, subrayó la doctora Jeanette Betancourt, vicepresidenta de Impacto Social de la empresa: “Nuestro objetivo es apoyarnos en lo que todos los niños tienen en común, no en sus diferencias. Los niños con autismo comparten la alegría de jugar, amar, ser amigos y ser parte de un grupo”.

Enfocándose en los puntos en común de todos los niños, la aplicación y los videos en línea explican el trastorno desde la perspectiva de un niño autista. “Esto es lo que hace que nuestro proyecto sea tan único –dijo Betancourt–. Cuando explicamos desde este punto de vista que utilizan ciertos comportamientos, como golpear las manos o hacer ruidos, para expresar la emoción o la infelicidad, ayudamos a otros niños a entender cómo interactuar con sus compañeros autistas. Hacemos que se sientan más cómodos y por lo tanto más incluidos.”

La creación de Julia tomó tres años de investigación junto a familias y especialistas del Centro de Estudios Infantiles de Yale. Fue a partir del análisis de las variantes del espectro autista que decidieron las características del personaje: puede hablar pero no puede hacer un amplio contacto con los ojos, y agita sus brazos cuando se emociona. “Elegimos cosas que pensábamos que serían más útiles y más típicas”, señaló Sherrie Westin, vicepresidenta ejecutiva de Impactos Globales y Filantropía.

Otra de las particularidades del personaje es que es una niña, cuando el autismo es más frecuente en los varones. “Queríamos dejar claro que las niñas pueden estar en el espectro también. Estamos tratando de eliminar conceptos erróneos, porque un montón de gente piensa que sólo los varones tienen autismo”, dijo Westin al diario Los Ángeles Times.

En cuanto a la parte dirigida a los padres, el material pretende ayudarlos a mejorar las prácticas diarias que pueden convertirse en situaciones estresantes, como el lavado de dientes, ir a la cama o cruzar la calle. “Las familias con niños autistas tienden a indagar en contenido digital, por eso creamos a Julia digitalmente”, señaló Westin a la revista People. La nueva amiga de Elmo, el “Monstruo de las Galletas”, Epi y Blas “será una niña que hace las cosas de manera distinta. Si tienes 5 años y ves a otro niño que no hace contacto visual, puedes pensar que no quiere jugar contigo. Pero ese no es su caso –explicó Westin–. Queremos que los padres y los niños entiendan que el autismo no es un tema incómodo”.

Artículos relacionados