La actriz que invirtió el abecedario (y algunas costumbres del cine argentino) - Semanario Brecha
Edición 1413 Suscriptores

La actriz que invirtió el abecedario (y algunas costumbres del cine argentino)

Desde que se hizo famosa, a fines de los años cuarenta, hasta hoy mismo, es la actriz más fácil de ubicar en los diccionarios de cine, donde la consonante “zeta” seguida de la vocal “u” la catapultaron al invariable sitial de retaguardia. Sin embargo fue primeriza, casi primera, y precursora de verdad en varios ítems. Se dice que fue suyo el primer semidesnudo frontal del pacato cine argentino de entonces para una película apropiadamente llamada El ángel desnudo (1946), en rigor su primer papel protagónico, un verdadero tour de force como una pre-Lolita que para salvar a su padre se entrega a un escultor, y una de sus tantas colaboraciones con el director Carlos Hugo Christensen, en aquellos tiempos el más calificado de los practicantes de un morbo sugestivo y con tintes de calidad cinema...

Artículo para suscriptores

Hacé posible el periodismo en el que confiás.
Suscribiéndote a Brecha estás apoyando a un medio cooperativo, independiente y con compromiso social

Para continuar leyendo este artículo tenés que ser suscriptor de Brecha.

Suscribite ahora

¿Ya sos suscriptor? Logueate

Artículos relacionados

Edición 2003 Suscriptores
El cambio climático y el drenaje montevideano

Tricentenario desde la alcantarilla

Edición 2003 Suscriptores
La JUTEP postergó la discusión sobre declarar omiso a Sartori por segunda vez

El esquivo

Edición 2003 Suscriptores
La opaca trama empresarial detrás de una transacción inmobiliaria en la costa de Canelones

La cancha, el colegio y los caballeros

Edición 2003 Suscriptores
Los intentos sistemáticos para modificar la ley de violencia basada en género

Sin inocencia