La banda de sonido de nuestra vida - Semanario Brecha
Cultura Suscriptores

La banda de sonido de nuestra vida

Desde 1983 y por más de diez años fue de las personas más influyentes en la música uruguaya. Durante ese período al frente de Orfeo –el sello del Palacio de la Música–, y como nexo de esa empresa con las discográficas multinacionales, tuvo un rol fundamental en los discos que se editaron en el país y en la carrera de decenas de artistas.

Alfonso Carbone.

A raíz de la dictadura decidió irse primero a Argentina y luego a España. Allí Rosario Castillo le ofreció hacerse cargo de la librería de su madre en Valencia. Lo hizo, sumó discos a la oferta del comercio y al poco tiempo ya tenía dos disquerías. Luego de vivir en Londres, Australia y Estados Unidos, regresó a Uruguay a buscar la documentación que necesitaba para trabajar fuera, pero en lugar de volver a Estados Unidos aceptó la oferta laboral que le hicieron el Palacio de la Música y Emisora del Palacio. La historia luego es más conocida e incluye la edición de los primeros discos de Los Estómagos, Los Traidores y Los Tontos, y de álbumes fundamentales en la trayectoria de Jaime Roos.

Desde hace más de dos décadas Alfonso Carbone vive en Chile, donde es una figura destacada en el amb...

Artículo para suscriptores

Hacé posible el periodismo en el que confiás.
Suscribiéndote a Brecha estás apoyando a un medio cooperativo, independiente y con compromiso social

Para continuar leyendo este artículo tenés que ser suscriptor de Brecha.

Suscribite ahora

¿Ya sos suscriptor? Logueate

Artículos relacionados

Edición 2008 Suscriptores
El «caso Spektorowski» y sus derivaciones

Cuestión de límites

Edición 2008 Suscriptores
Oficialismo apura nueva ley a medida de los grandes medios de comunicación

Haz lo que yo digo

Edición 2008 Suscriptores
Pereyra, el Álvarez Cortés y el revival de los dos demonios

Acá no pasó nada

Edición 2008 Suscriptores
Desregulaciones en el sector de transporte terrestre de carga

Rutas de nadie

Edición 2008 Suscriptores
Zelmar Michelini en 1972

Antes de febrero