La cara del ojo – Brecha digital
Cultura Suscriptores

La cara del ojo

Con Pablo López Aunque no le faltan recompensas –un primer premio en España, un tercero en Irán–, le sobra autonomía. Abandonó el liceo antes de concluirlo, lo echaron de su primera clase de dibujo e interactúa más con el extranjero que con la impermeable, opina, cultura vernácula. Es caricaturista, diseñador gráfico, escultor y docente en taller propio.* Y firma Pablopez porque la caricatura es síntesis, aduce, de la deformación que ya está.   —¿Qué te llevó a la caricatura?—Trabajo como diseñador gráfico y director de arte de una agencia publicitaria, pero me considero artista plástico porque mi vida y mis esfuerzos están dedicados a estas pinturas que ves (estamos en su taller, cubierto de grandes caricaturas y con vidriera a la calle Cerrito). A los 10 años me gustaba, como a c...

Artículo para suscriptores

Hacé posible el periodismo en el que confiás.
Suscribiéndote a Brecha estás apoyando a un medio cooperativo, independiente y con compromiso social

Para continuar leyendo este artículo tenés que ser suscriptor de Brecha.

Suscribite ahora

¿Ya sos suscriptor? Logueate

Artículos relacionados

Cultura Suscriptores
Teatro y política

El tribunal de honor

Edición 1932 Suscriptores
La campaña para liberar a Julian Assange

La verdad como crimen

Edición 1932 Suscriptores
El sostenido avance de la marihuana legal en Estados Unidos

Otra guerra perdida

Edición 1932 Suscriptores
El perfil de los exmilitares que contactaron a Alejandro Astesiano

La botonera

Edición 1932 Suscriptores
El perfil del equipo de Garcé en la secretaría de inteligencia

Juegos de rol