Edición 1483 Suscriptores

La fiesta de medio país

Días atrás el presidente carbonero largó –muy suelto de cuerpo– que el de este domingo “será el penúltimo clásico con Peñarol de local en el Centenario”. Es que Juan Pedro Damiani afirma que las obras del estadio aurinegro vienen –según él– avanzando a buen ritmo, y no tardará el día en que haya que trasladarse hasta Jacksonville para disfrutar de la “fiesta popular”. Y claro está que el día que eso pase –o acaso antes– Nacional hará lo propio. Lo que nos lleva a cuestionarnos los pros y los contras de este fenómeno. Para comenzar vale acotar que, aunque pueda no resultar cómodo para la mayoría de sus hinchas, ni para las empresas de transporte suburbano que deberán reforzar sus servicios los días de partido, el hecho de que Peñarol tenga su estadio propio habilitado viene a cubrir un “va...

Artículo para suscriptores

Hacé posible el periodismo en el que confiás.
Suscribiéndote a Brecha estás apoyando a un medio cooperativo,
independiente y con compromiso social

Para continuar leyendo este artículo tenés que ser suscriptor de Brecha.

Suscribite ahora

¿Ya sos suscriptor? Logueate

Artículos relacionados

Mundo Suscriptores
Convulsión social en Colombia por la brutalidad policial

Pulsión letal

Mundo Suscriptores
Venezuela tras el llamado de Capriles

El dilema opositor

Cultura Suscriptores
Centenario de Ray Bradbury

Espejo del futuro

Cultura Suscriptores
Sobre Anástrofe, de Sandino Núñez

El daño ya está hecho

Sociedad Suscriptores
Sobre el presupuesto (no) destinado a la Ley Integral contra la Violencia Basada en Género

¿A quién le importa?