Mundo Suscriptores

La fronda amarilla

Nueva movilización social en Francia.

Manifestantes que usan chaleco amarillo bloquean la carretera durante una protesta contra el aumento del combustible, el 17 de noviembre en Toulouse / Foto: Afp, Pascal Pavani

Vistiendo chalecos fosforescentes, los franceses protagonizaron miles de cortes de rutas coordinados por redes sociales y sin la conducción de ningún partido político. Las movilizaciones populares contra el “gazolinazo” fueron apoyadas decididamente por la extrema derecha y dividen a la izquierda francesa.

El fin de semana pasado ocurrió en Francia una protesta de esas que marcan un antes y un después. No porque el número de participantes haya sido particularmente alto (hubo en total unas 300 mil personas movilizadas en todo el país, pero marchas en defensa de los servicios públicos de semanas atrás que reunieron más gente no tuvieron un eco similar), sino porque algunas otras de sus características la hicieron especial: fue la primera de cierto porte organizada desde las redes sociales...

Artículo para suscriptores

Hacé posible el periodismo en el que confiás.
Suscribiéndote a Brecha estás apoyando a un medio cooperativo,
independiente y con compromiso social

Para continuar leyendo este artículo tenés que ser suscriptor de Brecha.

Suscribite ahora

¿Ya sos suscriptor? Logueate

Artículos relacionados

Mundo Suscriptores
Las potencias occidentales y sus pretendidas reparaciones militares

El (vil) precio de la sangre

Destacados Suscriptores
La huelga contra la reforma previsional en Francia

La marmita