Lo sagrado y lo profano – Brecha digital
Edición 1910 Suscriptores
La historia de la propiedad de la tierra según Nicolás Duffau

Lo sagrado y lo profano

«Hasta nuestros días cualquier ciudadano no dispuesto a infringir las normas penales» entiende que «la propiedad privada es incuestionable». Pero lo que el historiador sugiere como un sentido común del presente no siempre lo fue. Comprender cómo llegamos hasta aquí puede estimular la revisión de algunas nociones corrientemente aceptadas.

Mapa de un campo en la 6.ª Sección de Paysandú, 1884. BIBLIOTECA NACIONAL

En Uruguay los inmuebles rurales comenzaron a empadronarse en 1912. La norma que ordenó la formación de la División Catastro tenía como objetivo dar «cumplimiento a los cometidos que el decreto del 19 de diciembre de 1831 confirió a la Comisión Topográfica». Pero los 81 años que pasaron hasta que por fin se emprendió la tarea de inventariar la propiedad del suelo no fueron precisamente de procrastinación. Entre una fecha y otra, la superficie de propiedad estatal pasó de ser el 80,4 por ciento del total a ser solamente el 15. Además, recién entonces, esta última cláusula pasó a significar lo que el lector y el periodista entienden al leerla. De eso se trata la Breve historia sobre la propiedad privada de la tierra en Uruguay, el nuevo libro de Nicolás Duffau.1

Comencemos con algun...

Artículo para suscriptores

Hacé posible el periodismo en el que confiás.
Suscribiéndote a Brecha estás apoyando a un medio cooperativo,
independiente y con compromiso social

Para continuar leyendo este artículo tenés que ser suscriptor de Brecha.

Suscribite ahora

¿Ya sos suscriptor? Logueate

Artículos relacionados

Magnolio y los límites a la concentración de medios

El árbol del gran bonete

Los ultrarricos al rescate del planeta

Mundo Musk

La concentración en pocas manos del oxígeno argentino

El bien más preciado