La historia en tiempo presente – Brecha digital
Cultura Suscriptores

La historia en tiempo presente

“No estoy como antes, puedo decir no solamente buen día tristeza, sino también buenas tardes tristeza, buenas noches tristeza. Época dura y nunca pensada la que nos tocó vivir, y lo digo por todos, hermanada con todos.” (Marta, 22 de setiembre de 1976.) Aquí las cartas de los Estefanell.

Dibujo: Eduardo Cardozo

Es un libro que reúne cartas. La primera de ellas es de 1957, la última, de 2007. Luz Charito Estefanell recogió y ordenó 1.238 cartas –había muchas más– escritas por ella, su madre, sus hermanas, su esposo, sus hijas, su suegra, sus tías, sus sobrinos y algunos otros parientes y amigos, durante los años comprendidos entre esas dos fechas.

Esa primera carta fechada en Paysandú, del 7 de diciembre de 1957 y firmada por Esteban (“Colacho”) Esteves, es muy corta y empieza así: “Charito: Ante todo quiero pedirte perdón por lo que te he hecho, de lo cual estoy muy arrepentido. A pesar de esto te quiero tanto como antes y quisiera saber si tú me quieres y deseas arreglarte conmigo”. (Lindo, el verbo “arreglarse”. ¿Se seguirá usando?)

La última, fechada en Lovaina la Nueva el 14 de marzo de...

Artículo para suscriptores

Hacé posible el periodismo en el que confiás.
Suscribiéndote a Brecha estás apoyando a un medio cooperativo,
independiente y con compromiso social

Para continuar leyendo este artículo tenés que ser suscriptor de Brecha.

Suscribite ahora

¿Ya sos suscriptor? Logueate

Artículos relacionados

Edición 1922 Suscriptores
La guerra se intensifica en Europa

Conductores suicidas

Edición 1922 Suscriptores
El avance electoral de la ultraderecha sueca

Hasta la victoria siempre

Edición 1922 Suscriptores
En vísperas de la elección italiana

Cielo negro sobre Roma

Cultura Suscriptores
Alejandro Dolina, rioplatense

Buenas noches, duerman bien