La mala educación - Semanario Brecha
Edición 1611 Suscriptores

La mala educación

Ese día había viento. En la escuela rural 84 de Muelle Concordia (Soriano) aseguran que el suficiente para que la deriva los alcanzara, y aunque el empresario fumigador sostiene lo contrario y reduce todo a la psicosis de una maestra, el Ministerio de Salud constató intoxicaciones en niños y adultos, cuyos diagnósticos se incorporaron a las denuncias que se realizaron.

Escuela 84, Muelle Concordia, Soriano

Las reglas para fumigar vía aérea indican que la toxicidad del producto en humanos es un factor que debe ser tenido en cuenta al momento de realizar la tarea, así como también la hora, en caso de que en las inmediaciones exista un centro educativo. Los campos en los que ocurrieron los hechos –sembrados actualmente con cebada– respetarían las distancias mínimas exigidas por el Ministerio de Ganadería, Agricultura y Pesca (Mgap), sin embargo, el miércoles 28 el rocío químico habría llegado hasta la escuela de Concordia, en el departamento de Soriano.

Según distintas fuentes, las plantaciones se encuentran a una distancia de entre 1.500 y 2 mil metros de la institución, por lo tanto lejos de los 500 metros exigidos hasta un centro urbano, suburbano o local educativo para poder fumigar vía ...

Artículo para suscriptores

Hacé posible el periodismo en el que confiás.
Suscribiéndote a Brecha estás apoyando a un medio cooperativo, independiente y con compromiso social

Para continuar leyendo este artículo tenés que ser suscriptor de Brecha.

Suscribite ahora

¿Ya sos suscriptor? Logueate

Artículos relacionados

1996 Suscriptores
El cierre de colegios y la respuesta oficial

El ansiolítico

1996 Suscriptores
Obras en la embajada de Estados Unidos

La ocupación

1996 Suscriptores
La discusión por el interior y las precandidaturas del Frente Amplio

Primera zancadilla

1996 Suscriptores
La fiscalía desestimó la denuncia penal del gobierno por la construcción del Antel Arena

No hubo delitos

1996 Suscriptores
Dudas y expectativas sobre el anuncio de una nueva –y privada– aerolínea de bandera

Enramada