Edición 1490 Suscriptores

La mano de Fausto

Momentos históricos de la Copa del Mundo que demuestran que siempre nos robaron Karl-Heinz Schnellinger era un defensor alemán, rubio, que brilló en el Milan y al que apodaban “Volk­swagen” porque era muy confiable y nunca te dejaba a pie. Algo así como el Jadson Viera teutón. En 1966 metió una mano y evitó un gol uruguayo, en un match de cuartos de final que iba 0 a 0. El resto de la historia lo conoce usted muy bien: el árbitro inglés no dijo nada y nos terminaron ganando 4 a 0.En la foto lo vemos anotar el único gol internacional de su carrera, en 47 presentaciones: ante Italia en la semifinal de 1970.Como Dios no quiere cosas chanchas, el propio Karl-Heinz nunca fue campeón del mundo, pese a que jugó cuatro mundiales. Y lo que es peor: jugó los cuatro que se disputaron entre la primer...

Artículo para suscriptores

Hacé posible el periodismo en el que confiás.
Suscribiéndote a Brecha estás apoyando a un medio cooperativo,
independiente y con compromiso social

Para continuar leyendo este artículo tenés que ser suscriptor de Brecha.

Suscribite ahora

¿Ya sos suscriptor? Logueate

Artículos relacionados

Mundo Suscriptores
Convulsión social en Colombia por la brutalidad policial

Pulsión letal

Mundo Suscriptores
Venezuela tras el llamado de Capriles

El dilema opositor

Cultura Suscriptores
Centenario de Ray Bradbury

Espejo del futuro

Cultura Suscriptores
Sobre Anástrofe, de Sandino Núñez

El daño ya está hecho

Sociedad Suscriptores
Sobre el presupuesto (no) destinado a la Ley Integral contra la Violencia Basada en Género

¿A quién le importa?