La medalla para el que la trabaja - Semanario Brecha
Edición 1444 Suscriptores

La medalla para el que la trabaja

La medalla otorgada al Pato Celeste en ocasión del recibimiento brindado a los vicecampeones mundiales sub 20 nos habilita a reflexionar sobre quiénes deberían ser premiados y quiénes no cuando culmina un evento deportivo.   La historia es conocida: a fines de los años noventa nació el Pato Celeste, obra de un tal Gustavo Torena, que previamente había probado suerte con el Pato Bolso (mascota que durante un corto tiempo acompañó al Club Nacional de Football).1 Para quien nunca lo vio: su disfraz consiste en una máscara símil Pato Donald (de quien también tomó prestado el dialecto), y una camiseta de Uruguay que siempre es de un modelo anterior al vigente. Curiosamente, en sus inicios sus ojos eran celestes, pero hoy en día los tiene verdes. Su popularidad nunca fue grande: más...

Artículo para suscriptores

Hacé posible el periodismo en el que confiás.
Suscribiéndote a Brecha estás apoyando a un medio cooperativo, independiente y con compromiso social

Para continuar leyendo este artículo tenés que ser suscriptor de Brecha.

Suscribite ahora

¿Ya sos suscriptor? Logueate

Artículos relacionados

Edición 2009 Suscriptores
Una red de empresas integrada por uruguayos fue investigada en Paraguay por lavado y contrabando de cigarrillos

Cenizas quedan

Edición 2009 Suscriptores
Un alto a la concentración en la industria frigorífica

El marronazo

Edición 2009 Suscriptores
Población trans en cárceles

No preciso identificación

Edición 2009 Suscriptores
Fuertes reclamos en el sistema judicial por el derecho a la maternidad

Siempre de turno

Edición 2009 Suscriptores
Encrucijadas ambientalistas

Antes de que caiga el telón