La misteriosa muerte del juez a cargo del Lava Jato – Brecha digital
Edición 1627 Suscriptores

La misteriosa muerte del juez a cargo del Lava Jato

Una semana después, el accidente de avión en la costa de Paraty (Rio de Janeiro) en el que murió el juez del Supremo Tribunal Federal Teori Zavascki continúa siendo un misterio. Las teorías conspiratorias siguen a la orden del día en Brasil, a pesar de que los medios tradicionales han hecho un esfuerzo por obviarlas.

Las condiciones climáticas no eran adversas –“un poco de lluvia”, dijeron por radio–. La aeronave estaba en perfectas condiciones, y a lo largo del trayecto San Pablo-Paraty el piloto no avisó de ningún problema: “Esa ruta la conocía como la palma de su mano, la repitió semanalmente durante 15 años”, le contó a Folha de São Paulo un compañero del aviador.

A sus 68 años, Zavascki, miembro del Supremo elegido por Dilma Rousseff en 2012, era quien tenía en sus manos la mayor investigación de corrupción de las últimas décadas: la Operación Lava Jato, y los desvíos millonarios de la estatal Petrobras hacia los bolsillos de prácticamente toda la esfera partidaria. Un escándalo por el que buena parte del Congreso brasileño y del núcleo duro del presidente Michel Temer (incluido él mismo) están...

Artículo para suscriptores

Hacé posible el periodismo en el que confiás.
Suscribiéndote a Brecha estás apoyando a un medio cooperativo,
independiente y con compromiso social

Para continuar leyendo este artículo tenés que ser suscriptor de Brecha.

Suscribite ahora

¿Ya sos suscriptor? Logueate

Artículos relacionados

Cultura Suscriptores
Centenario del Ulises de Joyce

Héroe inconquistado

Mundo Suscriptores
Detrás del sabotaje a los gasoductos en el Báltico

Guerra permanente

Mundo Suscriptores
Tras la elección brasileña del 2 de octubre

Dos Brasiles a segunda vuelta

Uruguay Suscriptores
Darío Pérez encabezará plan contra las drogas en Maldonado

Desempolvando el poncho blanco

Uruguay Suscriptores
Documentación uruguaya en manos de la Justicia argentina

Los vuelos de 1978 y los «traslados» de los GAU