Mundo Suscriptores
La segunda ola italiana

La resaca

En una Europa que parecía de a poco volver a la normalidad, el repunte de los casos de covid-19 y las medidas impulsadas por los gobiernos para enfrentarlo provocan un extendido malestar popular. En Italia, donde los contagios se expanden ahora por el empobrecido sur, la crisis social vuelve mucho más pesadas, y peligrosas, las medidas de contención sanitaria.

Protestas en Roma el 31 de octubre por las nuevas restricciones para frenar el avance del Covid 19 en Itlaia. Afp, Alberto Pizzoli

Cuando en la pasada primavera boreal el coronavirus se expandía por todo el mundo, cierto optimismo se empezó a difundir en Italia. A pesar de ser el primer país de Occidente donde el virus se propagaba masivamente y del durísimo impacto que tenía en algunas regiones, la sensación de resistencia colectiva a la crisis cohesionaba a la población y alimentaba un poco el orgullo nacional. Al 16 de noviembre, de los países europeos comparables por su tamaño, sólo Alemania aguanta mejor los embates de la segunda ola, con 800 mil casos y unos 12.500 fallecidos. En cambio, Francia ya alcanza los 2 millones de positivos, y Gran Bretaña y España llegan al millón y medio. Italia tiene 1,2 millones y un número similar de muertos al de los tres ejemplos anteriores: entre 40 mil y 50 mil. Sin embargo, ...

Artículo para suscriptores

Hacé posible el periodismo en el que confiás.
Suscribiéndote a Brecha estás apoyando a un medio cooperativo,
independiente y con compromiso social

Para continuar leyendo este artículo tenés que ser suscriptor de Brecha.

Suscribite ahora

¿Ya sos suscriptor? Logueate

Artículos relacionados

Mundo Suscriptores
La extrema derecha quedó fuera del gobierno italiano.

La “ingenuidad” de los hombres fuertes