La salida - Semanario Brecha
Destacados Suscriptores

La salida

La semiexcarcelación de Leopoldo López, lejos de calmar a la oposición, como era al parecer la intención del gobierno, la incitó a arreciar las protestas contra el oficialismo. Los muertos llegan a 93 en unos cien días.

Leopoldo López saluda a sus partidarios tras ser trasladado a su casa en Caracas, el 8 de julio / Foto: Afp, Federico Parra

Estaba detenido hacía casi tres años y medio y todavía tenía diez más para purgar, pero este fin de semana Leopoldo López, líder del partido de extrema derecha Voluntad Popular (VP), dejó de ser un “preso político” o un “político preso”, según la definición que se eligiera. El Tribunal Supremo de Justicia decidió canjear “cárcel por casa” “por razones de salud”, y a partir del sábado 8 López cumple su sentencia a domicilio, lo mismo que sucedió con otros dos dirigentes opositores detenidos tras las protestas de 2014, que dejaron 43 muertos: Antonio Ledezma, ex alcalde metropolitano de Caracas, condenado por conspiración, y Daniel Ceballos, ex alcalde de San Cristóbal y alto dirigente de Voluntad Popular.1

Visto el estado físico de López (“perfecto”, según sus propios familiares), las ra...

Artículo para suscriptores

Hacé posible el periodismo en el que confiás.
Suscribiéndote a Brecha estás apoyando a un medio cooperativo, independiente y con compromiso social

Para continuar leyendo este artículo tenés que ser suscriptor de Brecha.

Suscribite ahora

¿Ya sos suscriptor? Logueate

Artículos relacionados

1996 Suscriptores
El cierre de colegios y la respuesta oficial

El ansiolítico

1996 Suscriptores
Obras en la embajada de Estados Unidos

La ocupación

1996 Suscriptores
La discusión por el interior y las precandidaturas del Frente Amplio

Primera zancadilla

1996 Suscriptores
La fiscalía desestimó la denuncia penal del gobierno por la construcción del Antel Arena

No hubo delitos

1996 Suscriptores
Dudas y expectativas sobre el anuncio de una nueva –y privada– aerolínea de bandera

Enramada