Cómo la UE convirtió a Grecia en un depósito de almas – Brecha digital

Cómo la UE convirtió a Grecia en un depósito de almas

Miles de familias duermen al raso en los campos del norte de Grecia, a lo largo de la valla que separa al país heleno de Macedonia. Los refugiados que tienen algo de dinero duermen en tiendas de campaña que les ha vendido la mafia. Quienes no, bajo una manta y sobre el barro. Esta es una crónica desde la frontera greco-macedonia.

Refugiados esperan por alimentos en la frontera / Foto: AFP, Sakis Mitrolidis

Miles de familias duermen al raso en los campos del norte de Grecia, a lo largo de la valla que separa al país heleno de Macedonia.

Los refugiados que tienen algo de dinero duermen en tiendas de campaña que les ha vendido la mafia. Quienes no, bajo una manta y sobre el barro.

En la carpa que ha instalado Médicos Sin Fronteras las imágenes son dantescas: críos de 2 y 3 años con goteros por la fiebre y las infecciones provocadas por el frío. Y todo está ocurriendo en territorio del acuerdo de Schengen, en suelo de la Unión Europea.

El personal de la Ong dice que están completamente desbordados. Tienen equipo para atender a mil personas. En los campos de alrededor hay ya diez veces más.

Las colas para conseguir un bocadillo son de más de una hora. Para muchos será lo único que coman durante el día.

La mayoría de los refugiados han vendido sus casas y todas sus pertenencias para pagarse el viaje a Europa. Para cruzar desde Siria hasta Turquía muchos han pagado 600 euros. Y para atravesar el Egeo otros 1.000 por una plaza en lanchas de plástico repletas de gente.

Además de los miles de refugiados que duermen junto a la frontera, en el resto del país otros 40 mil siguen bloqueados.

La situación no deja de empeorar: cada día llegan a las islas griegas otros 2 mil refugiados y Macedonia apenas deja cruzar a 50 cada jornada.

El cierre de las fronteras se propagó como un dominó. Primero Austria decidió restringir el número de refugiados que atraviesan el país. Temiendo que se quedasen bloqueados en su territorio, Eslovenia cerró fronteras, luego lo hizo Croacia, le siguió Serbia y a continuación Macedonia.

En menos de 24 horas, la ruta de los Balcanes quedó bloqueada.

Además de la frontera con Macedonia, otros lugares de Grecia donde se acumulan los refugiados son las calles de Atenas con casi ocho mil y la isla de Lesbos con cuatro mil.

El país heleno se está convirtiendo en un campo de refugiados a cielo abierto.

¿Qué piensa hacer la UE con todos los refugiados que duermen en los campos griegos? Ahora mismo es un enigma. Y los refugiados están desesperados porque no tienen ninguna información.

En setiembre del año pasado, los gobierno de la UE alcanzaron un acuerdo (a pesar del voto en contra de la República Checa, Hungría, Rumanía y Eslovaquia) para repartirse 160 mil refugiados.

No se ha cumplido: sólo han sido reubicados 660 de los 160 mil prometidos.

Además, la retórica entre gobiernos de la UE se calienta aún más. El primer ministro búlgaro declaraba el domingo 6: “Exigimos a Grecia que cumpla sus obligaciones en la gestión de la crisis migratoria. Si necesita ayuda, Bulgaria está dispuesta a enviar agentes que resolverán el problema del tráfico de personas en un solo día”.

Mientras tanto, el nuevo gobierno de Canadá, cumpliendo una promesa que hizo durante la reciente campaña electoral, ha acogido a 25 mil personas en los últimos dos meses.

¿Y qué piensan hacer los refugiados que están bloqueados en Grecia?

Al frío, las enfermedades y el hambre, al sufrimiento de los refugiados se suma la falta total de información.

Después de días durmiendo en los campos cercanos a la frontera nadie les explica cuál será su futuro.

La confusión ha llegado a tal extremo que muchos están enviando los pasaportes a Siria para que sus familias pidan desde allí asilo para ellos en las embajadas de Damasco. Nadie les dice que si no tienen encima sus papeles no tendrán absolutamente ninguna posibilidad de cruzar las fronteras de los Balcanes.

En el campo se viven situaciones dantescas: entre los pocos refugiados que podían cruzar a Macedonia, había una familia siria que tuvo un bebé por el camino. Cuando les tocaba pasar no pudieron porque el bebé no tenía papeles.

Entre los refugiados se comienza a discutir qué hacer si la situación sigue igual. La mafia se frota las manos: empieza a ofrecerles cruzar por las montañas desde Grecia hasta Albania y de ahí con una lancha hasta Italia

Allá donde la UE bloquea a los refugiados, las mafias del tráfico se hacen de oro.

(Tomado de www.publico.es, por convenio.)

[notice]

El punto final más triste

 

Europa y Turquía canjean refugiados

 

El lunes 7 los 28 países de la Unión Europea y Turquía se pusieron de acuerdo sobre un plan turco para “poner fin”, según dijeron, a la llamada “crisis de los refugiados”. Turquía aceptará una parte de los desplazados que han llegado a Europa en estos meses a cambio de dinero y de acelerar los trámites para la incorporación de Ankara a la UE y facilitar ya mismo la circulación de ciudadanos turcos por Europa. En concreto, Turquía recibiría 3.000 millones de euros en tres años, que se sumarían a los 3.000 millones que ya le dieron por aceptar en sus fronteras a todos los solicitantes de asilo llegados a Europa, fundamentalmente a Grecia. En un primer momento acogería también a los sirios, que luego volverían a territorio de la UE. La razón de ser de ese trasiego ida y vuelta –en principio absurdo– de sirios sería establecer filtros. “Con estas nuevas propuestas, nuestro objetivo es rescatar a los refugiados, disuadir a los que abusan y explotan su situación, y encontrar una nueva era en las relaciones entre Turquía y la UE”, dijo el primer ministro turco Ahmet Davutoğlu. Pero el problema, afirma el periodista egipcio de la agencia Ips Bahar Kamal, es que “los refugiados que huyen de los conflictos armados en Afganistán e Irak –dos países que fueron invadidos por coaliciones militares encabezadas por Estados Unidos y países europeos– representan menos de un tercio de todos los que se dirigen a Europa escapándose de las guerras en curso en el llamado Gran Oriente Medio”. Un ex funcionario de la Agencia Española de Cooperación Internacional le dijo a Kamal, bajo condición de anonimato, que este “estilo mercantilista de tratar dramas humanos supone una traición a los valores fundamentales de Europa. Los europeos vamos a todas partes criticando y denunciando la falta de democracia y derechos humanos en tantos otros países… Ahora estos mismos países pueden perfectamente culparnos por nuestra hipocresía flagrante. Todo esto es una vergüenza”. Más o menos lo mismo afirmó el Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados, para quien, además, el pacto UE-Turquía podría ser ilegal, porque supone el trasiego colectivo de refugiados, lo que equivale a una deportación en masa, prohibida por los pactos firmados por la Unión Europea. Mientras tanto, en Grecia los refugiados continúan sus padecimientos. Siguen llegando a un ritmo de 2 mil por día, desde Siria, Irak y Afganistán fundamentalmente, y van a parar a campos improvisados en los que carecen de todo. Los que han llegado a la frontera entre Grecia y Macedonia con la esperanza de seguir camino hacia otros países europeos (son cerca de 16 mil), y que permanecen bloqueados allí desde que Macedonia cerró sus pasos limítrofes, están en condiciones penosas, sin asistencia estatal de ningún tipo y a merced de enfermedades y del frío (véase nota adjunta). Tras el acuerdo UE-Turquía su destino es ser enviados compulsivamente hacia Turquía. Y ahí, que dios los ayude.

[/notice]

Artículos relacionados