La Universidad que llega por aire – Brecha digital

La Universidad que llega por aire

La antena de plástico vibró y atrapó al primer oyente, un almacenero exultante porque, al fin, su receptor captaba. Tiempo después, el 20 de abril de 2007, un rector, un ex rector y un ministro asistían a la inauguración de Uni Radio 89.1 FM, emisora de la Universidad de la República que pugna por ser alternativa con dos pesos y mil pulmones, anota su director Óscar Orcajo.


En un repaso biográfico de Uni Radio dijiste que llegó tarde a la familia de radios universitarias iniciada en el mundo por la de la Universidad de La Plata. ¿Motivos del retraso?

—Hay quienes alegan que las radios universitarias nacieron en los colleges de Estados Unidos, aunque damos por buena la versión de que la decana mundial fue, en 1924, Radio Universidad, de la Universidad de La Plata, Argentina. Pienso que una determinante del retraso fue la inexistencia de una carrera terciaria en comunicación; Uruguay fue uno de los últimos países en incorporarla, en forma de licenciatura, a la salida de la dictadura, en 1984, 1985. Y fue precisamente la Licenciatura en Ciencias de la Comunicación, hoy transformada en Facultad de Información y Comunicación, la primera en plantear la necesidad de contar con una radio universitaria.

—¿Cómo evolucionó el planteo?

—Nuestro modelo fue la colega argentina, de un país que ahora posee más de 40 radios y dos o tres canales de televisión universitarios. Creamos una comisión cogobernada para impulsar el proyecto de una emisora, tres tipos alrededor de una mesa, a cual más obsesivo, primero egresados y docentes, y luego estudiantes. El momento álgido llegó en 2004 con la elección de Álvaro Gascue como director de la licenciatura, quien había incluido en sus propuestas programáticas la creación de una radio. Álvaro confió ese objetivo a un asesor académico nombrado específicamente para la tarea, y antes, con la comisión, participamos en un encuentro denominado Universitarios con Onda, donde convocamos a interesados en trabajar para el proyecto. Conseguimos una treintena de estudiantes, egresados y docentes, con los que hicimos una prueba piloto de trasmisión, en 2005, provistos de una antena de plástico y un trasmisor que costó 350 dólares, fabricado por un genio que vivía en Sayago y le hizo trasmisores a medio Montevideo.

—¿Dónde estuvo el primer estudio?

—En un salón de la sede de la licenciatura, en la calle Leguizamón; a la antena la clavamos en el patio interior. Lo que queríamos era por lo menos rebasar los muros, y lo logramos. Y en 2007, luego de intensas gestiones ante el presidente Tabaré Vázquez, logramos que nos adjudicaran una frecuencia FM con 30 metros de antena y diez vatios de potencia. Para que tengas idea de las prestaciones de esa tecnología, cualquier radio comercial modesta no baja de mil vatios de potencia, por eso donde mejor nos escuchan es en la web. Igual tuvimos la satisfacción de inaugurar Uni Radio el 20 de abril de 2007, con presencia del rector Rodrigo Arocena, el ex rector Rafael Guarga, el entonces ministro de Educación y Cultura Jorge Brovetto y el director de la radio universitaria de La Plata, Omar Turconi. Ahora trasmitimos todos los días gracias a un equipo de seis comunicadores remunerados, incluido el director, y 38 férreos voluntarios repartidos entre estudiantes, docentes, egresados y rentados por distintos servicios universitarios, que sostienen nuestra grilla.

Además de universitaria y pública, Uni Radio se define como alternativa, ¿qué significa, hoy, eso?

—La alternatividad pura no existe, lo que intentamos es disputarles a los medios de comunicación con fines de lucro, mayoritarios en Uruguay, su hegemonía. En clave propositiva, no bélica. Orientando nuestros contenidos hacia lo emergente, lo excluido, la supresión de lugares comunes, la creatividad. Es obvio que, como radio universitaria, privilegiamos todo lo atinente a la vida en la Universidad de la República, pero no estamos enfocados en la derrota del sistema sino en poner lo que no está, hacer lo que falta, “bienvenir” diferencias. El desarrollo del movimiento de radios comunitarias, cuya ley contribuimos a redactar, es una prueba de que la alternatividad, en la radiofonía uruguaya, tiene carta de ciudadanía.

En cultura, ¿qué proponen?

—Programas como El garagje, que conduce el licenciado Alejandro Puig y aborda la música y la poética musical uruguayas a través de entrevistas en vivo e historias que merecen contarse; Arquero peligro, que acerca dimensiones desconocidas del fútbol, Universo alternativo, que bucea con ojo crítico en géneros como la ciencia ficción, el cómic, el cine y las series de culto; el Archivo de la palabra, que reúne al Che Guevara con Juan Carlos Onetti, a Gabriela Mistral con Jorge Luis Borges, a Salvador Dalí con Obdulio Varela.n

  1. En su equipo trabajan los licenciados y técnicos Óscar Orcajo, Carolina Bas, Javier Pérez, Ismael Viñoly, Gastón Pepe y Diego Varela, asistidos por 38 estudiantes, docentes y egresados voluntarios, incluidos algunos colaboradores rentados por servicios universitarios. Uni Radio integra la Red de Radio Universitaria de Latinoamérica y el Caribe (Rrulac), www.uniradio.edu.uy

 

Artículos relacionados