Cultura Suscriptores

La utopía perenne

Silvestre Peciar (1935-2017) era capaz de una formulación teórica decantada, que graficaba con palabras intensas que otorgaban a su discurso un tono persuasivo, entrador. Falleció la semana pasada este montevideano cultor de utopías perennes.

Foto: Portal de la Prefeitura de Santa Maria

Corpachón robusto, voz gruesa y una gestualidad entre risueña y tosca, atributos que convenían a su nombre: Silvestre. Pero a no engañarse. Peciar poseía una infrecuente sensibilidad y era capaz de una formulación teórica decantada, que graficaba con palabras intensas que otorgaban a su discurso un tono persuasivo, entrador.

Falleció la semana pasada este montevideano cultor de utopías perennes. Fue alumno atento de Miguel Ángel Pareja e integrante del mítico grupo La Cantera, viajó becado a Perugia, Italia –donde se deslumbró con la obra del escultor Arturo Martini–, fue docente de secundaria y profesor de la Escuela de Bellas Artes cuando la reforma del Nuevo Plan de Estudios, en los años sesenta. Realizó su primera exposición de escultura en la Galería U de Enrique Gómez en 1974. Tuv...

Artículo para suscriptores

Hacé posible el periodismo en el que confiás.
Suscribiéndote a Brecha estás apoyando a un medio cooperativo,
independiente y con compromiso social

Para continuar leyendo este artículo tenés que ser suscriptor de Brecha.

Suscribite ahora

¿Ya sos suscriptor? Logueate

Artículos relacionados

Mundo Suscriptores
Venezuela: debacle petrolera y elecciones parlamentarias

Un cóctel imprevisible

Mundo Suscriptores
El arresto de Álvaro Uribe

La mala hora del parapresidente

Mundo Suscriptores
Deuda externa y crisis climática en la pospandemia

¿Quién paga el pato?

Mundo Suscriptores
El acuerdo de Argentina con los acreedores internacionales

Gol en la hora

Cultura Suscriptores
Los amores queer de Virginia y Emily

El mundo mira fijamente