Las Canteras - Semanario Brecha
Edición 1414 Suscriptores

Las Canteras

A Manuel Padorno La ventana era casi la mismaque las de su casa, y buscabaver el principio del día con sus ojos.Iba inventariando los objetos,por si en el número estuvierael salto de cualidad. El mundose reintegraba poco a poco a sus rutinas,aunque la playa ofrezca siempreuna balanza móvil –sus olasy turistas, su marea y los restosen la arena–; pero nada encontrabasemejante al asombro del mundo,árbol de luz, pájaro de agua. Salí luego,iba pisando no sé si un minutoo una onda de arena, el piese hundía levemente, su huellase marcaba; la espuma,ligera, difícil transparencia, veníaun poco más, hasta aquí, un pocomenos. Sentía la brisa en la cara.Y era por un momento real, era eso.Su playa por la mañana, el ritmode mi cabeza lo oía con su voz. *     Poeta, ensayista y traductor n...

Artículo para suscriptores

Hacé posible el periodismo en el que confiás.
Suscribiéndote a Brecha estás apoyando a un medio cooperativo, independiente y con compromiso social

Para continuar leyendo este artículo tenés que ser suscriptor de Brecha.

Suscribite ahora

¿Ya sos suscriptor? Logueate

Artículos relacionados

Edición 2003 Suscriptores
El cambio climático y el drenaje montevideano

Tricentenario desde la alcantarilla

Edición 2003 Suscriptores
La JUTEP postergó la discusión sobre declarar omiso a Sartori por segunda vez

El esquivo

Edición 2003 Suscriptores
La opaca trama empresarial detrás de una transacción inmobiliaria en la costa de Canelones

La cancha, el colegio y los caballeros

Edición 2003 Suscriptores
Los intentos sistemáticos para modificar la ley de violencia basada en género

Sin inocencia