Mundo Suscriptores

Lejos de todo

Conteniendo una emergencia humanitaria en Roraima.

Miembros de la tribu indígena venezolana warao preparan alimentos en el refugio Janokoida, en la ciudad fronteriza de Pacaraima, el 21 de agosto de 2018 / Foto: Afp, Mauro Pimentel

Gran parte de los cientos de venezolanos que emigran cada día a Brasil por el paso fronterizo de Pacaraima en busca de un futuro mejor terminan anclados en estructuras provisorias montadas allí por el Ejército brasileño. La precariedad de los servicios públicos en este lejano oeste de Brasil ha transformado a los venezolanos en chivos expiatorios para la clase política local.

Desde San Pablo no hay vuelos directos a Boa Vista, la capital del estado de Roraima, el más pobre de Brasil. El viaje dura siete horas en avión. Está tan lejos que parece otro Brasil. Está lejos de Brasilia y de San Pablo, los centros de poder, los polos de decisiones; casi se sale del mapa, prácticamente no existe. Roraima es un estado usurpado a la naturaleza, una entrada a la selva amazónica con una climatologí...

Artículo para suscriptores

Hacé posible el periodismo en el que confiás.
Suscribiéndote a Brecha estás apoyando a un medio cooperativo,
independiente y con compromiso social

Para continuar leyendo este artículo tenés que ser suscriptor de Brecha.

Suscribite ahora

¿Ya sos suscriptor? Logueate

Artículos relacionados

Mundo Suscriptores
La imparable violencia policial brasileña

Sin máscara

El apoyo empresarial a Bolsonaro

La mano visible

La oposición política a Bolsonaro frente a la catástrofe sanitaria.

En la ventana