Libertad y rebeldía - Semanario Brecha
Cultura Suscriptores

Libertad y rebeldía

El martes 21 de febrero falleció la compositora y musicóloga argentinouruguaya Graciela Paraskevaídis (1940-2017). Ella dejó bien documentados y accesibles sus hechos curriculares básicos. Luego de resumirlos, esta nota se concentra, sobre todo, en tratar de describir y ubicar el enfoque musical de esa artista valiosa.

Foto: Violeta Dinescu

El martes 21 de febrero falleció la compositora y musicóloga argentinouruguaya Graciela Paraskevaídis a los 76 años. Ella dejó bien documentados y accesibles sus hechos curriculares básicos. Luego de resumirlos, esta nota se concentra, sobre todo, en tratar de describir y ubicar el enfoque musical de esa artista valiosa.

Graciela Paraskevaídis nació en 1940 en Buenos Aires. Luego de la formación básica en el Conservatorio Nacional de Música de esa ciudad, integró la segunda generación de becarios (bienio 1965-66) del fermental Centro Latinoamericano de Altos Estudios Musicales (Claem) del Instituto Torcuato Di Tella. Ahí fueron decisivas las clases que tomó con el grecofrancés Iannis Xenakis (1922-2001) y el argentino Gerardo Gandini (1936-2013). De 1968 a 1971 residió en Friburgo, como...

Artículo para suscriptores

Hacé posible el periodismo en el que confiás.
Suscribiéndote a Brecha estás apoyando a un medio cooperativo, independiente y con compromiso social

Para continuar leyendo este artículo tenés que ser suscriptor de Brecha.

Suscribite ahora

¿Ya sos suscriptor? Logueate

Artículos relacionados

Edición 2003 Suscriptores
El cambio climático y el drenaje montevideano

Tricentenario desde la alcantarilla

Edición 2003 Suscriptores
La JUTEP postergó la discusión sobre declarar omiso a Sartori por segunda vez

El esquivo

Edición 2003 Suscriptores
La opaca trama empresarial detrás de una transacción inmobiliaria en la costa de Canelones

La cancha, el colegio y los caballeros

Edición 2003 Suscriptores
Los intentos sistemáticos para modificar la ley de violencia basada en género

Sin inocencia