Lo bueno con menos - Semanario Brecha
Destacados Suscriptores

Lo bueno con menos

Tienda Inglesa está en apuros. Robin Henderson ya no está al frente y es el momento de ver cómo manejan el asunto los nuevos propietarios. Los trabajadores están en conflicto por el recorte de beneficios que los empresarios demandan con buenos modales, pero sin ocultar su ansiedad. Las reuniones sindicales pudieron agitarse demasiado en estos días, pero el porcentaje de afiliación al sindicato crece y supera el promedio del sector.

Fuecys.

Ahora se entiende por qué, mientras en 2012 la cadena de supermercados Multiahorro fue vendida en 160 millones de dólares, por Tienda Inglesa, el año pasado, se abonaron apenas 120.

El conflicto sindical que este otoño se instaló en el negocio que perteneciera a la familia Henderson puso de manifiesto que la ganga no había sido fortuita.

“La venta atendió, más que nada, a un problema familiar, a temas más emocionales que económicos. Eso sucede. Pero lo que está claro es que en los últimos años (Robin) Henderson no estaba tomando buenas decisiones y la empresa estaba dando pérdidas. Y lo que también está claro es que los sueldos que tenía Tienda Inglesa y los beneficios que recibían sus empleados eran muy atípicos para la realidad del país y para una empresa que, si bien factura el 25...

Artículo para suscriptores

Hacé posible el periodismo en el que confiás.
Suscribiéndote a Brecha estás apoyando a un medio cooperativo, independiente y con compromiso social

Para continuar leyendo este artículo tenés que ser suscriptor de Brecha.

Suscribite ahora

¿Ya sos suscriptor? Logueate

Artículos relacionados

1996 Suscriptores
El cierre de colegios y la respuesta oficial

El ansiolítico

1996 Suscriptores
Obras en la embajada de Estados Unidos

La ocupación

1996 Suscriptores
La discusión por el interior y las precandidaturas del Frente Amplio

Primera zancadilla

1996 Suscriptores
La fiscalía desestimó la denuncia penal del gobierno por la construcción del Antel Arena

No hubo delitos

1996 Suscriptores
Dudas y expectativas sobre el anuncio de una nueva –y privada– aerolínea de bandera

Enramada