Edición 1413 Suscriptores

Los argumentos olvidados

Violencias No sé quién inventó al pelo lacio como sinónimo de esa tierna armadura que nos conducirá raudos hasta los podios del éxito, del buen amor y el gran pasar, pero en las escuelas públicas –y seguramente también en las privadas–, hay niñas y rulos, niños y rulos, motas de todas las clases que han pasado por la “planchita” y han sufrido la dulzura y el terror de unas madres amorosas: no juzgo a eso malo ni bueno; querer algo supuesto como bueno para los hijos debe ser simplemente querer algo supuesto como bueno para los hijos; pero ¿qué tiene el pelo lacio que no tenga el que no lo es? Es una pregunta vieja y porfiada, pero hace demasiado tiempo que no escucho su insistencia; me parece que la añoro. No sé quién inventó que todo debía tratarse de Nike o de Adidas, pero en las escuela...

Artículo para suscriptores

Hacé posible el periodismo en el que confiás.
Suscribiéndote a Brecha estás apoyando a un medio cooperativo,
independiente y con compromiso social

Para continuar leyendo este artículo tenés que ser suscriptor de Brecha.

Suscribite ahora

¿Ya sos suscriptor? Logueate

Artículos relacionados

Cultura Suscriptores
Homenaje a Circe Maia

Poemas que reverdecen

Cultura Suscriptores
Figuras caninas en la narrativa breve uruguaya

A otro perro con ese cuento

Críticas Suscriptores
Otro libro de Fernando Peláez

Días de música

Sociedad Suscriptores
Intereses particulares detrás de proyecto sobre la franja costera

En nombre de la Constitución

Sociedad Suscriptores
El cinco estrellas de Rocha

Corte boutique