Cultura Suscriptores

Los frágiles gritos

La vida tranquila, de Marguerite Duras. Traducción de Alejandra Pizarnik. Mardulce, Buenos Aires, 2016. 200 págs.

La vida tranquila, de Marguerite Duras. Traducción de Alejandra Pizarnik. Mardulce, Buenos Aires, 2016. 200 págs.

Marguerite Duras (1914-1996) tenía 30 años cuando publicó su segunda novela, La vida tranquila (1944). Esta reedición de la editorial Mardulce tiene un interés adicional: la traducción de Alejandra Pizarnik. En los últimos años de su vida, Pizarnik tradujo textos de autores tan diversos como Pablo Picasso, Antonin Artaud, Friedrich Hölderlin o André Breton. Pocos datos hay –no hay prólogo o epílogo que aporte información al respecto– sobre esta traducción, pero la podemos ubicar entre sus traducciones más tardías: el libro fue originalmente publicado en 1972 por el Centro Editor de América Latina, el año del suicidio de Pizarnik. Y aunque quien escribe no puede evaluar la calidad de la traducción, la presencia de Pizarnik resulta palpable en cada palabra, en cada gesto de una narración que...

Artículo para suscriptores

Hacé posible el periodismo en el que confiás.
Suscribiéndote a Brecha estás apoyando a un medio cooperativo,
independiente y con compromiso social

Para continuar leyendo este artículo tenés que ser suscriptor de Brecha.

Suscribite ahora

¿Ya sos suscriptor? Logueate

Artículos relacionados