Los hijos de Dios - Semanario Brecha
Edición 1532 Suscriptores

Los hijos de Dios

Insisten en que el camino que eligieron es largo, repleto de dudas y cuestionamientos. La vocación, dicen, no se definió de un día para el otro. Los seminaristas uruguayos relatan en esta nota su búsqueda personal y hablan sobre el celibato y la homosexualidad, dos temas controversiales dentro de la Iglesia Católica.

Estos jóvenes, cuando eran todavía más jóvenes (rondan los 25 años), eligieron que su vida estaría signada por el celibato, la búsqueda de la trascendencia espiritual y la vocación de servicio. Eligieron ser curas. Eligieron representar a una institución que hoy vive una primavera gracias al fenómeno del papa Francisco pero que, más allá de la aparente renovación, puede estar tranquila de que sus futuros representantes, rebosantes de juventud y entusiasmados con el momento histórico que atraviesa la Iglesia, serán fieles defensores de sus principios y tradiciones.

PROCESOS. A instancias de un cura sanducero, Gianfranco Brandi llegó a Montevideo desde Paysandú en el año 2004. Tenía apenas 16 años y nada claro si dedicaría su vida al sacerdocio, “o si era algo del momento”. Pero ya al año...

Artículo para suscriptores

Hacé posible el periodismo en el que confiás.
Suscribiéndote a Brecha estás apoyando a un medio cooperativo, independiente y con compromiso social

Para continuar leyendo este artículo tenés que ser suscriptor de Brecha.

Suscribite ahora

¿Ya sos suscriptor? Logueate

Artículos relacionados

Edición 2008 Suscriptores
El «caso Spektorowski» y sus derivaciones

Cuestión de límites

Edición 2008 Suscriptores
Oficialismo apura nueva ley a medida de los grandes medios de comunicación

Haz lo que yo digo

Edición 2008 Suscriptores
Pereyra, el Álvarez Cortés y el revival de los dos demonios

Acá no pasó nada

Edición 2008 Suscriptores
Desregulaciones en el sector de transporte terrestre de carga

Rutas de nadie

Edición 2008 Suscriptores
Zelmar Michelini en 1972

Antes de febrero