Edición 1497 Suscriptores

Los niños sin rostro

Cómo las televisiones muestran los ataques Morir es una cosa, que lo conviertan en un borrón es otra cosa. El borrón es la extraña “nube” mística que los productores pusilánimes de televisión colocan sobre la imagen de un rostro humano muerto. Ellos no están preocupados por que los israelíes se quejen de que la cara de un palestino muerto demuestra la brutalidad israelí. Ni porque la cara de un israelí muerto convertirá en bestia al palestino que lo mató. No. Están preocupados por la Oficina de Comunicaciones. Están preocupados por las reglas. Están preocupados por el buen gusto –algo que estos tipos de la tevé conocen bien–, porque tienen miedo de que alguien grite si ve en las noticias a un verdadero humano muerto. En primer lugar, vamos a dejar de lado todas las excusas habituales. Sí,...

Artículo para suscriptores

Hacé posible el periodismo en el que confiás.
Suscribiéndote a Brecha estás apoyando a un medio cooperativo,
independiente y con compromiso social

Para continuar leyendo este artículo tenés que ser suscriptor de Brecha.

Suscribite ahora

¿Ya sos suscriptor? Logueate

Artículos relacionados

Mundo Suscriptores
Venezuela: debacle petrolera y elecciones parlamentarias

Un cóctel imprevisible

Mundo Suscriptores
El arresto de Álvaro Uribe

La mala hora del parapresidente

Mundo Suscriptores
Deuda externa y crisis climática en la pospandemia

¿Quién paga el pato?

Mundo Suscriptores
El acuerdo de Argentina con los acreedores internacionales

Gol en la hora

Cultura Suscriptores
Los amores queer de Virginia y Emily

El mundo mira fijamente