Cultura Suscriptores

Lynch sinfónico

Es todo raro, pero tratándose de quien se trata, decir “raro” es una puerilidad. Retomar una serie de culto cancelada hace más de 25 años, volver a echarla a andar con los mismos actores de antaño, dar una conclusión al final abierto más célebre de la televisión son riesgos que nadie en su sano juicio tomaría. Pero vaya uno a saber qué significa “sano juicio” en el universo de David Lynch.

El agente Dale Cooper (Kyle MacLachlan)

Es un poco aterrador darse cuenta de que el mundo del entretenimiento está moldeado por la cultura en la que uno creció, y dirigido directo a nuestro bolsillo (sobre todo cuando el bolsillo que la industria considera más adecuado de ser explotado está miserablemente vacío). “¡Ahahahá, ganamos!” –y vaya uno a saber cuál es el premio.

En el cine Star Wars –Iggy Pop en el Teatro de Verano, Ney Matogrosso en el Auditorio del Sodre– y en la televisión Twin Peaks. Es como “Tercera expedición”, el cuento de Ray Brad­bury de Crónicas marcianas: de repente ahí está de nuevo la casa de la juventud, tal como era antes, y te vas a dormir al cuarto con tu hermano. Y cuando te das cuenta de que debe de haber gato encerrado y te levantás con la excusa de ir a tomar agua, la amada voz dice fríamente a ...

Artículo para suscriptores

Hacé posible el periodismo en el que confiás.
Suscribiéndote a Brecha estás apoyando a un medio cooperativo,
independiente y con compromiso social

Para continuar leyendo este artículo tenés que ser suscriptor de Brecha.

Suscribite ahora

¿Ya sos suscriptor? Logueate

Artículos relacionados

Mundo Suscriptores
Venezuela: debacle petrolera y elecciones parlamentarias

Un cóctel imprevisible

Mundo Suscriptores
El arresto de Álvaro Uribe

La mala hora del parapresidente

Mundo Suscriptores
Deuda externa y crisis climática en la pospandemia

¿Quién paga el pato?

Mundo Suscriptores
El acuerdo de Argentina con los acreedores internacionales

Gol en la hora

Cultura Suscriptores
Los amores queer de Virginia y Emily

El mundo mira fijamente